11 de julio de 2016

El hijo de Osama bin Laden amenazó con vengarse contra EEUU por el asesinato de su padre

El hijo del asesinado líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, ha prometido vengarse contra los Estados Unidos por el asesinato de su padre, de acuerdo con un mensaje de audio difundido en Internet.

Hamza bin Laden prometió continuar la lucha del grupo terrorista, liderado en el pasado por su padre, contraEstados Unidos y sus aliados en un discurso de 21 minutos titulado "Todos somos Osama", de acuerdo con el SITE Intelligence Group.



"Continuaremos golpeándote y teniéndote como objetivo a ti en tu país y en el extranjero en respuesta a la opresión de los pueblos de Palestina, Afganistán, Siria, Irak, Yemen, Somalia y el resto de las naciones musulmanas que no sobrevivió a su opresión", aseguró Hamza.


"En cuanto a la venganza de la nación islámica por el jeque Osama, puede que Allah tenga piedad de él. Esto no es venganza por Osama la persona, sino que es una venganzapor aquellos que defendieron el Islam".

Osama bin Laden fue asesinado en su escondite dePakistán por comandos estadounidenses en 2011 en un duro golpe para Al Qaeda, que llevó a cabo los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en diversos lugares de Estados Unidos.

Los documentos recuperados de los archivos de Bin Laden y publicados por Estados Unidos en 2015 revelaron que sus asistentes trataron de reunir al líder de la organización yihadista con Hamza, que había estado bajo arresto domiciliario en Irán.

Hamza, quien en la actualidad tiene alrededor de 25 años,estuvo al lado de su padre en Afganistán antes de los ataques del 9/11 y pasó tiempo con él en Pakistán despuésde la invasión liderada por EEUU, que expulsó de allí a gran parte del alto mando de Al Qaeda en ese país, según la Brookings Institution.


Presentado por el nuevo jefe del grupo terrorista, Ayman al-Zawahiri, en un mensaje de audio durante 2015, Hamza proporciona una voz más joven para la organización yihadista cuyos envejecidos líderes han luchado para inspirar a los militantes de un mundo galvanizado en la actualidad por el Estado Islámico (ISIS), el principal grupo terrorista del momento.


"Hamza ofrece una nueva cara para Al Qaeda, que conecta directamente con el fundador del grupo. Es un elocuente y peligroso enemigo", afirmó Bruce Riedel, de Brookings.