9 de junio de 2016

Stephen Curry: "Necesito jugar cien veces mejor"

La agresividad con la que salieron los Cavs en el primer cuarto (parcial de 9-0 antes del primer tiempo muerto y 20 puntos de diferencia), fue suficiente para marcar la tónica del partido: incapacidad de los dos buques insignia de Golden State Warriors y poderío extremo de LeBron James (32 puntos, 11 rebotes y seis asistencias) Kyrie Irving (30 puntos, ocho asistencias y cuatro rebotes).

"Desafortunadamente fui yo. Ellos estaban jugando agresivos en defensa y comenzaron el partido con un gran empuje. No hice nada para evitarlo ni jugué a mi manera. Necesito ayudar a mi equipo, necesito jugar cien veces mejor, especialmente en el primer cuarto. He de controlar el partido y no lo hice", afirmó Curry.

Lejos de llevar a cabo su pretensiones, Curry estuvo más fuera que dentro. Antes de comenzar la cita hubo una sola cosa que Steve Kerr le comentó al Jugador Más Valioso de la NBA: "Cuidado con las faltas personales". Sólo en el primer periodo ya acumuló dos, al descanso tres y en total llegó a las cuatro sanciones. Perdió agresividad defensiva, pasó más tiempo del habitual sentado y no pudo afinar la puntería.

Tanto el armador como Thompson se vieron perjudicados por la capacidad defensiva de los Cavaliers en el perímetro. Según el departamento de estadísticas de ESPN, un tercio de los lanzamientos exteriores de los californianos estuvieron libres de marca, mientras que en los dos juegos anteriores la cifra fue de un 60 por ciento. 

Los dos jugadores fueron encimados con rapidez cada vez que rondaban el arco y sus anotaciones combinadas no superaron los 35 puntos en el tercer enfrentamiento. Se trata de la segunda marca más baja de la temporada.

"Tengo que ser agresivo y jugar más resolutivo en mis posiciones para lanzar y para crear. Sí hay un sentimiento de urgencia sabiendo lo importante que es el Juego 4. Debemos estar listos", agregó.

Una de las razones del desfalco de Curry y Thompson fue la presencia deTristan Thompson. 

La presencia del pívot les privó del espacio necesario para producir en larga distancia. Con él encima de ellos en diferentes momentos, los guerreros no pudieron pasar del 2 de 8. 

El jugador de los Cavaliers les defendió en un 25 por ciento de sus jugadas. Fue tal la presencia defensiva con el base y el escolta que 22 de sus 26 lanzamientos fueron encimados, incluidos 13 de los 16 intentos de tres que protagonizaron, de los que solo pudieron tirar dos. El balance en triples combinados fue de 4 de 16.

"Todos tenemos la culpa. Ganamos juntos y perdemos juntos. Obviamente los titulares tenemos que ser mucho mejores. Perdimos el partido en el primer cuarto, no podemos permitir que tomen una ventaja de 33-14", apuntó Thompson.

Otra de las consecuencias del gran trabajo defensivo de los pupilos de Tyronn Lue fue la cantidad de pérdidas de balón que tuvieron los Warriors.

De los 18 esféricos perdidos, los Cavs sacaron provecho para anotar 27 puntos. En los dos juegos anteriores sumaron 32 en ese sentido. Siempre que los californianos descuidaron la naranja, LeBron y compañía lo intentaron en 11 de 17 ocasiones (5 de 7 en transición. Kerr quedó muy descontento con la labor de su equipo.

"No estábamos listos para jugar. Obviamente abofetearon en la boca al comienzo. Perdimos balones como locos. Blandos, fuimos extremadamente blandos al comienzo de la cita y ellos marcaron el ritmo con su intensidad. Comenzamos de manera horrible, pero luchamos para remontar. 

Al descanso llegamos con ocho puntos de desventaja. Pero hace falta más que esfuerzo para ganar un partido de las Finales ante un gran equipo, obviamente", consideró el Coach del Año en 2016.

Los Cavaliers se pusieron en posición de optar por remontar una serie que se puso 2-0 si consiguen repetir el éxito de este compromiso. Los Warriors, aún se encuentran en una buena situación gracias a que cumplieron en su feudo. 

Tras caer en Cleveland, los vigentes campeones sufrieron su derrota 15 de la temporada, tras finalizar la campaña regular con un balance de 73-9, récord de la historia de la NBA tras superar a losChicago Bulls de la 1995-96. 

Precisamente aquel año los Bulls finalizaron con un balance total de 87-13 con el que se erigieron campeones. Los Warriors acumulan 87-15.