17 de noviembre de 2016

Trabajador dominicano muere en incendio en sótano de un edificio del Alto Manhattan

NUEVA YORK,- Un trabajador dominicano que se empleaba por décadas en labores de mantenimiento de un edificio de la avenida Wadsworth y la calle 184 en el Alto Manhattan y conocido sólo como Jorge, murió quemado durante un incendio en el sótano del inmueble.
Las llamas estallaron en la planta baja del edificio a las 8:50 de la mañana de este miércoles, y la víctima vivía en una habitación del sótano, dijeron inquilinos dominicanos que conocían al fallecido por años.

Los bomberos dijeron que el fuego comenzó en un cuarto de almacenamiento en la parte trasera, donde dormía Jorge, cuando las llamas afloraron.

La dominicana Karen Soto, que vive por muchos años en el edificio, dijo que ella dormía, cuando alguien tocó a su puerta para avisarle de la gran cantidad de humo que salía del primer piso.

“Estaba durmiendo en mi cama, me levanté, miré por la ventana y vi el humo”, añadió la mujer de 19 años de edad.

Ella y otros inquilinos fueron evacuados por los bomberos.

Cuando las unidades controlaron el fuego, los bomberos comenzaron la supervisión y evaluación del siniestro y se toparon con el cadáver del trabajador en el sótano.

Soto describió a Jorge que tenía 60 años de edad, como “un tipo muy agradable y muy amable” y que llevaba unos 20 años viviendo en el sótano.

El Jefe Adjunto del Departamento de Bomberos, Joe Saccent dijo que el incendio comenzó en una sala de almacenamiento en la parte trasera del edificio, donde Jorge estaba durmiendo.

Saccent dijo que la víctima vivía en la habitación de almacenamiento con un gran desorden.

“Fue un incendio difícil”, dijo el oficial. “El cuerpo principal del fuego fue extinguido con bastante rapidez, pero se levantó en los huecos y se extendió a bañeras y baldosas de arriba, así que tuvimos que desmantelar un poco del edificio para llegar a la semilla del fuego para evitar que arropara toda le estructura”, explicó Saccent.

Los vecinos dicen que George no se había sentido bien últimamente y tenía peleas constantes con el propietario del edificio, que quería sacarlo.

“(El dueño lo acosaba durante años, pero él no se quería ir”, dijo la dominicana María Reynoso de 66 años de edad.

“La semana pasada alguien llamó a la ambulancia porque él estaba enfermo”, contó Reynoso.

Los bomberos dijeron que el origen dekl fuego sigue bajo investigación.


Nota de Miguel Cruz Tejada