29 de agosto de 2016

Venezuela acusa a EEUU de preparar un golpe de Estado para el 1 de septiembre

El Gobierno de Venezuela acusó hoy a la Casa Blanca de ser el autor de un plan de golpe que se llevaría a cabo el próximo 1 de septiembre contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el mismo día que el antichavismo planea una multitudinaria marcha antigubernamental en Caracas.

“Ha quedado en evidencia la marca y autoría del golpe de Estado planificado para este venidero 1 de septiembre de 2016 en Venezuela (…) en complicidad con la oposición antidemocrática y la derecha internacional”, indicó el Viceministerio de Exteriores para América del Norte venezolano a través de un comunicado.


El despacho de Exteriores venezolano afirmó que “el Gobierno del presidente Barack Hussein Obama, en sus postrimerías, procura la inestabilidad de Venezuela y de la región para legitimar sus planes imperiales contra la paz y el desarrollo de los pueblos”.

Este supuesto plan intenta, según el texto, “reeditar el gravoso expediente de agresiones y muerte” del fallido golpe de Estado que en 2002 sacó brevemente del poder al antecesor de Maduro, el fallecido Hugo Chávez, y del que el chavismo siempre ha responsabilizado a EEUU.

La acusación del Gobierno chavista es una reacción a unas declaraciones que hizo del portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, sobre el traslado del opositor venezolano Daniel Ceballos de su arresto domiciliario hasta una prisión de máxima seguridad.

El Departamento de Estado, en un comunicado, aseguró que este traslado representa “un intento de intimidar y obstaculizar” el derecho de los venezolanos en “la toma de Caracas”, como ha sido denominada la marcha opositora prevista para el próximo día 1.

En este contexto, EEUU aseguró que “los más básicos apuntalamientos del Estado de derecho en Venezuela han sido degradados a un nivel alarmante”.

La vicecancillería venezolana rechazó “las insolentes declaraciones” de Kirby, que, indicó, pretenden “dar órdenes a una nación libre, soberana e independiente, en franca violación de la legalidad internacional”.

“Retoman las exactas palabras del Gobierno de George W. Bush en 2002, cuando atentó contra el orden legítimo y constitucional en Venezuela, alientan y promueven a los factores violentos, extremistas y antidemocráticos en Venezuela”, se indica en el texto del viceministerio venezolano.

El Gobierno de Maduro dio además una alerta a la comunidad internacional y responsabilizó a Washington de estos supuestos planes “conspirativos”.

La marcha opositora convocada para el próximo jueves prevé movilizar al antichavismo de todo el país hasta la capital venezolana para en una movilización masiva presionar a las autoridades electorales a fijar una fecha para el referendo que impulsa para revocar el mandato de Maduro.

Fuente elnuevoherald