15 de julio de 2016

Canó dice viene ‘duro’ en la segunda mitad

Canó aseguró que se atreve hacer ese pronóstico debido a que se siente saludable, siendo esa la clave para producir a la ofensiva como acostumbra.

“La salud es la gran diferencia este año. En el 2015 no pude hacerlo por ese motivo, pero ya estando bien de salud puedo jugar y disfrutar del juego sin ninguna molestia”, dijo Canó.

Una gran actuación

El dominicano llegó a la pausa del Juego de las Estrellas con promedio de .313 (364-114), con 21 jonrones, 23 dobles y un triple para 45 hits de extra bases, y 58 empujadas en los primeros 89 de su equipo, los cuales jugó sin fallar a ninguno.

Esa gran actuación lo llevó a regresar este año al Juego de las Estrellas, luego asuntarse el año pasado cuando vio romper una cadena de cinco años consecutivos. En total, Canó ha asistido a siete Clásicos de media temporada en sus 12 años de carrera.

Esos registros representan una gran mejoría en comparación con la primera mitad del año pasado, cuando apenas bateó para .251 (346-87), con seis jonrones y 30 impulsadas en 86 juegos. La salud es clave “Te repito la salud fue la clave para esa caída.

Su familia es testigo

Sólo yo y mi familia sabe los esfuerzos que hice para mantenerme en el terreno con los dolores estomacales, principalmente, y otras dolencias”, explicó Canó, quien está en el tercer año del contrato de diez años que firmó por US$240 mi llones previo a la temporada de 2014.

Gran despertar

En el 2015, Canó tuvo un gran repunte en la segunda mitad al batear para .331 (278-92), con 15 jonrones y 49 impulsadas. Tuvo actuaciones muy sobresalientes en julio con .337 (98-33), con siete jonrones y 18 empujadas en 24 partidos.

Nota de Juan Mercado
Via eldia