13 de mayo de 2016

Arrestan 17 dominicanos en Buffalo por tráfico de drogas en latas de habichuelas pintas

Diecisiete dominicanos, algunos boricuas y dos afroamericanos, fueron arrestados en Buffalo, ciudad fronteriza con Canadá por supuestamente formar parte de una poderosa banda de narcotráfico en áreas suburbanas de Nueva York, y algunos de ellos, enviaban las drogas en latas de habichuelas pintas.

El anuncio sobre el masivo arresto, lo hizo en conferencia de prensa el Procurador General del Estado, Eric Schneiderman, quien dijo que además de oficiales de su oficina, en las detenciones participaron agentes de la DEA, el Departamento de Seguridad Nacional, la policía de inmigración la Agencia Contra Armas, Tabaco y Alcohol (ATF) y otras ramas de la ley.


Los acusados son Zoraida Acevedo Santiago, Jonathan Alemán González, (Húmedo), Bonifacio Barreto, (Cano), Joemar Cruz, (Yomo), Jorge Dávila, (Loiza), Joan Díaz, Josué Díaz Rodríguez, (Kasko), Justo Kelvin Estévez Rodríguez, Jonathan López, (Tato), Raúl López Sánchez, José Maldonado (Nariz), Hiram Morales, (Buster), José Núñez Pérez (Joe), William Ortega (Wilo), David Ortiz (que no es el pelotero), Juan Gabriel Ortiz (Gabby), Carlos Pizarro Rodríguez (Bolo), Jonathan Ramos Ramos, (Pico), Shalynette Rosario, Hector L. Santiago (Randy), Jesus Javier Santiago, (Javi), Alexis Serrano Alicea, Omar Vellón Aponte, (Chambo), Charles Vogel, (Chuck) y Brian D. Zimmerman.

Un comunicado de la procuraduría estatal, detalla que los acusados enfrentan múltiples cargos criminales por posesión y venta de narcóticos en primer grado y conspiración para traficar, entre otros.

Un total de 25 sospechosos son acusados de participar en una red de tráfico de drogas que distribuyó heroína de Nueva York a Filadelfia, Búfalo y el Oeste del estado.

“Hoy mi oficina, con nuestros aliados en la aplicación de la ley, desarticuló una dañina red de distribución de narcóticos en el Oeste de Nueva York, que era el principal proveedor de heroína, fentanilo, y otras drogas”, dijo el fiscal Schneiderman en la conferencia de prensa, el miércoles en Buffalo.

Añadió que el fentanilo, es una variante peligrosa y potente de la heroína, “que está matando a la gente de nuestro estado y estoy satisfecho de que hayamos cortado este suministro y acusado a 25 personas por su presunta participación”.

Como parte de una investigación de varios organismos cuyo nombre en código fue Operación “Rolling Thunder”, las autoridades llevaron a cabo investigaciones durante nueve meses que incluía operaciones encubiertas, cientos de horas de vigilancia, y grabaciones telefónicas.

La investigación condujo a la incautación de más de 1 ½ kilos de heroína, algunos mezclados con fentanilo, y 6 kilos de cocaína, todos para su distribución en Búfalo y Lockport, Nueva York.

Según la acusación, los miembros de la organización de distribución de narcóticos viajarían a la ciudad de Nueva York para obtener heroína y conducir inmediatamente a Búfalo.

La heroína se encontró en paquetes en las columnas de volantes de vehículos, en los compartimentos de motores, y debajo de los asientos de varios vehículos utilizados por narcotraficantes.

Maldonado, Ramos Ramos y sus trabajadores, vendieron diariamente heroína desde una ubicación en la avenida Pennsylvania en Búfalo.

Santiago vendió heroína mezclada con fentanilo en el condado de Niágara, que obtuvo a partir de la misma fuente de suministro en el Alto Manhattan de Nueva York.

En las grabaciones se escucha a parte de los acusados discutiendo sobre sus transacciones de drogas, en español, y hablando con contraseñas y códigos, para evitar la detección por las fuerzas del orden.

Más de kilo y medio de heroína con fentanilo fue confiscado en el curso de la investigación, con un valor de más de $600.000 dólares en el mercado callejero.

Alemán González envió más de dos kilos de cocaína por correo a Omar Aponte Vellón en el Este de Búfalo, así como a la casa de los González.

En un caso, los narcóticos estaban contenidos en dos latas de frijoles pintos, que fueron abiertos y cerrados nuevamente. Un cómplice llamado Raúl López Sánchez condujo desde Nueva Jersey con medio kilogramo de cocaína a Búfalo envuelto como “regalo de cumpleaños”, para entregarlo a González, cuando fue detenido en el estacionamiento del motel Days Inn cerca del aeropuerto de Búfalo Niágara y el paquete fue confiscado.

El valor en la calle de los seis kilos de cocaína incautada durante el curso de esta investigación es de $ 1.2 millones.

Todos enfrentan 69 cargos en el tribunal del condado Erie (Nueva York) y son declarados culpables, enfrentarían hasta 25 años en la cárcel.


Nota de Miguel Cruz Tejada