Manejar deshidratado es igual de peligroso que hacerlo borracho

Al estar deshidratado no estás al 100% y no percibes los errores al volante, los cuales se comparan con los de una persona alcoholizada.

Si has notado que al conducir tienes algunos errores y no te explicas la razón, tal vez estés deshidratado. Claro, el beber y el conducir no van de la mano; pero también el no beber agua podría traerte consecuencias peligrosas al estar tras el volante.


Un estudio acaba de demostrar que aquellos conductores con deshidratación, tienden a cometer al menos 101 errores al volante, una cantidad comparativa con las que cometen aquellos bajo influencia de alcohol, tales como cambiarse de carril de manera imprevista, rebasar por el lado equivocado, entre otros.

El estudio fue realizado en la Universidad de Loughborough, a los participantes se les dio 200 ml de líquido cada hora, y sólo 25 ml en el día de la prueba para deshidratarlos.

Cuando estamos deshidratados, la fatiga se apodera de nuestro cuerpo y nos pone en un estado de confusión mental, por lo que no estamos al 100% a la hora de conducir y creemos que nuestra conducción es casi perfecta, pasando por alto todo tipo de errores o incluso, dándoles menor importancia.

Al estar deshidratados podemos tener un ataque de somnolencia inducida por la deshidratación. Los estudios han demostrado que el error humano es probablemente la causa de más del 90% de los accidentes e incidentes de tráfico en el mundo y aunque no lo creas, la deshidratación tiene mucho que ver...

Trata de traer contigo una botella de agua y de vez en cuando dale un trago, así despertarás tus sentidos y te mantendrás hidratado. Evita la cafeína y los refrescos, ya que justamente esto te deshidrata y caes en un ciclo de sueño tremendo.

Fuente: sdpnoticias

Comentarios