15 de noviembre de 2016

Licey se afianza en la segunda posición

Los Tigres del Licey aprovecharon la suspensión de sus vecinos a ambos lados de las posiciones y con su victoria sobre los Toros del Este se consolidaron anoche en la segunda posición, a la vez que hundieron más en el sótano al conjunto romanense.

Rob Wooten (1-2) lanzó 5.2 entradas de cuatro hits y Jorge Bonifacio disparó tres imparables, con dos carreras remolcadas, para el triunfo 8-1. Sergio Alcántara, Diory Hernández, Mel Rojas, Rymer Liriano y Marco Hernández dispararon dos imparables, cada uno.



El resultado deja al equipo azul (11-8) a juego y medio del primer lugar y a los bovinos (6-15) a cuatro y medio del clasificatorio cuarto puesto. Fue el tercer revés al hilo para los dirigidos por Mike Guerrero. La derrota fue para el abridor Paolo Espino (0-2).

En el tercero azul, después de que Liriano se ponchara, Marco Hernández bateó sencillo al jardín derecho, Sergio Alcántara le siguió con hit por la misma zona, Anderson Hernández sacó rodado por segunda que Alen Hanson pifió y se llenaron las bases.

Luego Diory Hernández entregó el segundo out con elevado en foul, pero Bonifacio bateó doblete al izquierdo que produjo dos y José Marmolejos le siguió con batazo de dos bases que remolcó una. Yermín Mercedes cerró la entrada con elevado al izquierdo.

Los bovinos descontaron en el quinto. Eugenio Vélez disparó doble al derecho, avanzó a tercera con rodado a segunda de Leonardo Reginatto y anotó con sencillo al central de Mayo Acosta.

Los azules volvieron a pisar la goma en el sexto. Rojas ligó imparable al central, Liriano le siguió por segunda que Hanson lanzó mal y entró la carrera ante Ramón Troncoso. Entró a lanzar Jayson Aquino y Marco Hernández sacó rodado por primera que Héctor Gómez no pudo manejar, lo que dio lugar a que entrara la quinta vuelta.

El ataque final llegó en el octavo. Liriano ligó al izquierdo y avanzó con wild pitch, Marco Hernández volvió a pegar imparable por segunda, Alcántara remolcó con inatrapable al central. Luego, Diory Hernández bateó hit por el derecho que produjo una vuelta y Bonifacio sacó rodado por segunda que Jorge Mateo lanzó mal y dio lugar a la octava carrera azul.