4 de octubre de 2016

Chóferes dicen es un abuso aumento en precios de los marbetes

Chóferes de diferentes rutas de la capital definieron hoy como un abuso el aumento de 300 y 800 pesos dispuesto por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) para renovar el marbete de 2017.

“Ese aumento es un abuso, el Gobierno ha abusado de nosotros”, dijo el chofer Ramón Díaz, de la ruta Nicolás de Ovando- Cristo Rey.

“Yo considero que el Gobierno no debe apretar tanto la tuerca a un pueblo que hace poco tuvo que asumir un alza en los peajes, la población está saturada de impuestos y creo que se debe estudiar la situación”, dijo Ramón Álvarez, quien pagará 800 pesos adicionales.

Mientras, Tomasina Santos, propietaria de vehículo, consideró que la medida es abusiva, ya que afectará a muchas personas que no ganan suficiente dinero para mantenerse.

“Yo creo que no es correcto porque hay muchos choferes que no ganan suficiente para asumir un aumento como ese”, consideró.

Asimismo, el chofer Carlos Rivera expresó que el pueblo ya está cansado de tantos abusos, y pidió a las autoridades revisar dicha resolución.

De su lado, el presidente de la Confederación Nacional de Transporte (CONATRA), Antonio Marte, consideró que los nuevos aumentos son un “palo acechado”, no solo a los choferes, sino contra la población.

Aseguró que serán los más pobres los que sentirán la carga de esa medida, dispuesta por la DGII.

“Son impuestos que afectan directamente al pobre, son ellos los que pagarán, el Gobierno sigue dando palo acechado contra la población, mientras beneficia con 69 mil millones de pesos a empresarios con exoneraciones”, dijo. Marte lamentó que el sector transporte siempre resulte afectado con las medidas impositivas.

De acuerdo a la medida, los vehículos modelo 2011 pagarán mil 500 pesos para renovar, tras un alza de 300 pesos, mientras los 2012 lo harán con tres mil pesos, con un incremento de $800.

Es el segundo aumento de impuestos que dispone el Gobierno en menos de un mes, ya que el 5 de septiembre incrementó la tarifa de varios peajes.

Ambas disposiciones generaron críticas contra el Gobierno e, incluso, alzas en los pasajes hacia las diferentes provincias.

Los críticos de esas alzas creen que se debe buscar otra forma de recaudar dinero, sin afectar a los sectores más pobres de la población