4 de septiembre de 2016

Las playas de NYC permanecen cerradas por tormenta Hermine

En prevención del eventual impacto en nuestra área de la tormenta tropical Hermine, el Alcalde Bill de Blasio instó este domingo a los neoyorquinos a estar preparados.
De Blasio aconsejó a los neoyorquinos que entre hoy y el miércoles se abstengan de ir a las playas e ingresar al agua, debido a las corrientes de resaca. 

Las playas de la ciudad permanecerán cerradas a la natación, el surf y cualquier otra actividad.

El Alcalde también advirtió que la Ciudad continúa con sus esfuerzos de preparación para anticiparse a otros posibles efectos de la tormenta tropical Hermine, incluyendo inundaciones costeras, los fuertes vientos y la lluvia.

“A pesar de que la trayectoria actual muestra que la tormenta se mueve más hacia el este, Hermine sigue siendo un factor preocupante y los neoyorquinos deben estar preparados”, dijo De Blasio.

 “Mi principal preocupación es las corrientes de resaca peligrosas que vamos a experimentar. Le recordamos a la gente a abstenerse de entrar en el agua. A pesar de que el pronóstico ha mejorado, las aguas seguirán siendo extremadamente peligrosas”.

En Nueva York las autoridades anticipan demoras y cancelaciones en el sistema de ferrys a partir de la noche del lunes y durante el martes. Igualmente, se informó que cuando los vientos alcanzan los niveles de tormenta tropical, los puentes del área de Nueva York pueden aplicar restricciones de velocidad y de vehículos. 

Los neoyorquinos deben esperar restricciones potenciales hasta el martes y tomar medidas preventivas contra los fuertes vientos en la zona costera, inundaciones, lluvia, mareas peligrosas y el oleaje alto.

Los fuertes vientos pueden derribar árboles y líneas eléctricas y pueden girar objetos sin garantía en proyectiles peligrosos.
El Centro Nacional de Huracanes (CNH) mantiene un aviso de alerta para todo el noreste hasta el miércoles.

El CNH destacó que el ciclón postropical con características de tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora (65 millas por hora), aunque se espera su fortalecimiento esta noche, cuando posiblemente se vuelva un huracán.

Hermine se mueve con dirección este noreste a 19 kilómetros por hora (12 millas por hora) y podría alcanzar el sur sureste de Eastern Tip, en Long Island, Nueva York, así como a 470 kilómetros al este sureste de Ocean City, en Maryland.