14 de julio de 2016

Profanan tumbas en cementerio San Cristóbal; acusan administrador

Al parecer los difuntos ya no pueden descansar en paz en el cementerio municipal de Sainaguá, en San Cristóbal. 

Y es que en los últimos meses varias bóvedas del camposanto han sido profanadas, según denunciaron ayer familiares de difuntos, acción de la cual acusan a la administración del cementerio, dirigida por Julio Damián Reynoso (Pelao).

En una visita hecha ayer al cementerio por periodistas de HOY, se pudo comprobar que nichos han sido abiertos, además de que se han construido bóvedas encima de otros terrenos.

Sila Faxas, quien es parte de la comisión de transición del alcalde electo por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Nelson Guillén, aseguró que en el cementerio hay una profanación de tumbas por parte de la administración actual.

Dijo que en las bóvedas profanadas han sacado cadáveres, que no cumplen con el tiempo que establecen las autoridades, y han vendido a particulares los terrenos para hacer nuevos nichos.

Aseguró que en una investigación que han realizado, han encontrado nichos construidos encima de tumbas y que cuando acudieron a la oficina administrativa del cementerio para obtener alguna información, encontraron sacos con cadáveres que no se sabe a quienes pertenecen.“Hay más de 300 cadáveres que de acuerdo al levantamiento que hizo la Fiscalía, la mayoría no tienen los cráneos. Los cadáveres los tienen en sacos, los han sacado de las tumbas y los tiran en una cacetas y ni siquiera los nombres les ponen”, expresó.

Señaló que familiares han ido a la administración a reclamar, pero que estos les entregan cualquier cadáver.

Aunque no pudo ser comprobado, se dijo que la tumba de la madre del alcalde Raúl Mondesí también fue profanada.

Ayer en el edificio administrativo del camposanto no había nadie y los trabajadores que estaban en el entorno se negaron a ofrecer información.

También se denunció que parte de los terrenos municipales, los cuales se alquilan a las personas que no pueden comprar una propiedad, fueron vendidos a particulares, en violación a las leyes.

Además de la proliferación de la maleza que tiene el cementerio, la mayoría de los postes de luz no tienen bombillas, lo que contribuye, según los denunciantes, a que se cometan más fechorías.

Ana Julia Lorenzo, dueña de un terreno, dijo que pretendía construir un nicho, pero que ahora es imposible porque la administración vendió parte de su propiedad.

“Eso lo vendieron lo que están ahí, porque ni tu ni yo vamos a vender. Esto está pasando desde que entró esa administración. Yo compré un terreno, donde enterré a mi nieta y ahora que quiero hacer mi nicho a mi no me cabe, porque vendieron a lado y parte de mi terreno”, explicó.

Nota de Kelvin Pascual
Via hoy