21 de junio de 2016

Este martes Mondesi será interrogado por Persecución a la Corrupción Administrativa

El alcalde San Cristóbal, Raúl Mondesí, fue citado para este martes 21 de junio por la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (PEPCA) a declarar sobre supuestas irregularidades en su gestión.

La convocatoria de Mondesí Avelino, ejecutivo municipal de San Cristóbal, ha sido para las 10:00 de la mañana. El ex pelotero de Grandes Ligas fue citado mediante el auto 6011 del año 2016.



A Mondesí se le acusa de un supuesto desfalco de más de 200 millones de pesos.

Mondesí sería escuchado “en relación a supuestas irregularidades de acción penal pública acontecidas en el Ayuntamiento y a la vez se le informó que debe ser asistido por un abogado de su elección para el día de su entrevista”, puntualizó la citación de la PEPCA, en firma de su directora Laura Guerrero.

La titular del Pepca, Laura Guerrero, citó a Serulle para el lunes 20, a las 10 de la mañana, mientras que Mondesí fue requerido para el martes a las 10 de la mañana.

Raul deberá acudir en compañía de sus abogados al Pepca, ubicado en la tercera planta del edificio viejo de la Procuraduría General de la República, ubicado en la calle Hipólito Herrera Billini esquina Juan B, Pérez, del Centro de Los Héroes.


Mientras que en la circular 6011, se requiere la presencia del exjugador de Grandes Ligas, Mondesí, a fin de ser escuchado en relación a supuestas irregularidades de acción penal pública acontecidas en el ayuntamiento municipal de San Cristóbal, durante el periodo junio 2015 hasta la fecha.

Se recuerda que Mondesí y otros empleados del cabildo tienen pendiente un proceso en su contra, acusados de malversar cerca de 300 millones de pesos.

En el caso figuran además Bienvenido Araujo Japa, secretario general del ayuntamiento; Antonio de Jesús Ferreira Guzmán, tesorero municipal; Pedro Cordero Valverde, contador del ayuntamiento, y Edward Vianelo Pontier, también empleado de la alcaldía.

Los hechos
Se les acusa de haber manejado los fondos de forma discrecional sin cumplir con los procedimientos, elaborando los estados financieros sin criterios técnicos, además de que los impuestos retenidos no eran remesados, y que no cumplían mínimamente con el presupuesto.

Además, que se confeccionaban documentos falsos y hacían uso de documentos falsos para la realización de contrataciones de servicios, con cargo a los fondos del Ayuntamiento Municipal de San Cristóbal, como en algunos casos relativos a la recogida de basura.

Se estableció la realización de pagos mensuales y consecutivos a favor de esposas, hijos, suegro, y personas con vinculación de consanguinidad, allegados, amigos y relacionados de las principales autoridades del cabildo, la mayoría de las cuales no asisten ni prestaban servicios en la institución edilicia.

La acusación señala también la venta de equipos de transporte (chatarras) en violación a las leyes y los reglamentos.