10 de agosto de 2016

Estados Unidos supera 98-88 a Australia en Juegos Olímpicos

Carmelo Anthony, que, con 31 puntos, fue el máximo anotador del partido, lideró este miércoles en el torneo olímpico de baloncesto de Río de Janeiro el más que trabajado triunfo de los Estados Unidos (98-88) ante Australia que no se resolvió hasta el último cuarto.

Con esta victoria, Estados Unidos se queda como única invicta en el grupo A del torneo olímpico, en el que, antes del encuentro de este miércoles, Australia había superado por 21 puntos a Francia (87-66) y por quince a Serbia (95-80).

Carmelo Anthony, que se convertirá en el primer triple campeón olímpico en baloncesto si Estados Unidos amplía a quince su récord histórico de oros, 'enchufó' dos triples seguidos nada más arrancar el encuentro, pero ese 0-6 no indicaba en esos momentos nada más que el pívot de los New York Knicks, que disputa sus cuartos Juegos, está totalmente centrado en su objetivo.

Porque Australia -con quinteto inicial íntegro de la NBA-, que pronto niveló el partido, llegó a tener ocho puntos de ventaja en el primer cuarto (25-17), que se cerró con empate a 29 puntos.

Dos tiros libres de su capitán David Andersen y un triple del inconmensurable Patty Mills, que el próximo curso será compañero de Pau Gasol -buque insignia de la selección española- en los San Antonio Spurs, pusieron por delante a los 'Boomers' (41-36), que llegaron a tener siete de ventaja (39-46) antes de irse al descanso con cinco puntos más (44-49) que el equipo de Mike Krzyzewski, el famoso 'coach K', que dirigió al 'Team USA' en sus últimos dos oros mundiales y olímpicos.

Tras batir claramente a China (119-62) y a Venezuela (113-69) en sus dos primeros choques, los norteamericanos encontraron en el campeón oceánico un hueso duro de roer. Y sólo gracias a un '2+1' de Draymond Green, de los Golden State Warriors, a falta de segundos cerraron el tercer acto con tres puntos a su favor (67-70) en un partido ciertamente emocionante en el que Kevin Durant, que co-lidera junto a Anthony, aportó 14 puntos.

Cinco menos que Kyle Irving (campeón de la NBA con los Cleveland Cavaliers), que aumentaba a seis puntos (74-80) la ventaja americana a falta de seis para el final. Carmelo engrosaba poco después a siete (76-83). Y, a partir de ese momento, el gran favorito no perdió la concentración para firmar su tercera victoria en Río de Janeiro (88-98).