Maduro a la oposición: "Muy pronto los voy a sentar en la mesa otra vez, por las buenas o por las malas"

El presidente, Nicolás Maduro, afirmó, este jueves, que "por las buenas o por las malas" sentará en una mesa de diálogo a los dirigentes opositores con los que mantuvo conversaciones a finales del año pasado, pues aseguró que se debe llegar a un "entendimiento" por el país.

"Muy pronto los voy a sentar en la mesa otra vez, por las buenas o por las malas los vamos a sentar, pero en Venezuela tiene que haber diálogo, nos la tenemos que jugar con valentía", dijo Maduro en una sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) celebrada en el Palacio Federal Legislativo.

El jefe de Estado recordó que durante el 2016 hizo continuos llamados al diálogo "y en el mes de noviembre" se logró "que la derecha venezolana se sentara nuevamente donde siempre ha debido estar".

En ese sentido, reiteró que "muy pronto" logrará que haya una "mesa de diálogo" y "entendimiento" por Venezuela.

Durante este año el Gobierno venezolano ha continuado con sus llamados a diálogo, después de que en enero pasado la alianza de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) abandonara las conversaciones iniciadas a finales de 2016 tras acusar al Gobierno de haber incumplido los acuerdos alcanzados en la mesa.

Saluda que participen en el proceso electoral regional

Maduro saludóque los partidos de la oposición hayan inscrito candidatos para las próximas elecciones regionales y afirmó que con esto "reconocen" la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente, conformada solo por chavistas.

"Yo saludo que al día de hoy todos los partidos políticos de la oposición hayan inscrito candidatos y candidatas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y se dispongan a participar en las elecciones (...) han reconocido la legitimidad del CNE, han reconocido la legitimidad de esta Constituyente", dijo Maduro.

Maduro manifestó su satisfacción de que la oposición haya tomado la decisión de participar en las elecciones regionales "bajo la rectoría de Tibisay Lucena", quien es presidenta del Poder Electoral, recientemente acusado de manipulación de votos por la empresa Smartmatic que contabiliza los votos y de "fraude" por el antichavismo.

"Muy bien por la oposición venezolana", agregó.

El miércoles la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) inscribió candidatos para las elecciones a gobernadores - unos comicios que debieron celebrarse en diciembre pasado según la Constitución - pese a que el Poder Electoral le prohibió presentar postulaciones en siete de las 24 entidades federales del país.

Esta inscripción de candidatos fue asumida por la MUD "como una forma de obligar a que haya elecciones", pues, según un comunicado de la coalición, esta ha sido "una de las banderas principales" de las jornadas de protesta de los últimos cuatro meses "que tanto dolor y sangre" ha costado.

Aunque la MUD indicó que esta decisión fue tomada "por consenso", hoy la dirigente e integrante de la coalición María Corina Machado se deslindó del anuncio al considerar que tal paso es "someterse" a la "dictadura".

Pese a lo afirmado hoy por Maduro, la oposición venezolana ha dicho que no reconoce la Asamblea Constituyente por considerarla un "fraude".

Las elecciones a gobernadores están convocadas para el próximo 10 de diciembre y aunque no se han detallado los nombres de los candidatos opositores y oficialistas, hoy Maduro adelantó el nombre de dos postulados por el chavismo para las gobernaciones de dos estados,Carmen Meléndez por Lara (oeste) y Héctor Rodríguez por Miranda (centro-norte).

Meléndez y Rodríguez actualmente se desempeñan como constituyentes.

"Vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios"

Maduro se puso a disposición de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) electa hace casi dos semanas, un foro que él mismo impulsó y que está conformado solo por chavistas que se ocuparán de refundar el Estado y tendrá facultades casi ilimitadas.

"Vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios soberanos, originarios, y magnos para regir los destinos de la República, (...) como jefe de Estado me subordino a los poderes constituyentes de esta Asamblea Nacional Constituyente", dijo el jefe de Estado en una sesión especial celebrada en el Palacio Federal Legislativo.

Con este paso Maduro formalizó, frente a los más de 500 asambleístas electos, que queda subordinado a las decisiones del cuerpo plenipotenciario, rechazado por la oposición venezolana y no reconocido por buena parte de la comunidad internacional.

Ya hace una semana la Constituyente había anunciado que todos los poderes, incluso el Ejecutivo, quedaban subordinados al poder de esta cámara electa el pasado 30 de julio en unos controvertidos comicios a los que la oposición se negó a participar por el desequilibrio de las bases de la elección.

El único precedente que tiene este proceso en Venezuela, fue en 1999 cuando el fallecido mandatario Hugo Chávez, convocó a la primera elección constituyente del país, a quienes, una vez electos, el líder socialista puso su cargo a la orden.

Una de las primeras decisiones de la ANC ha sido extender su periodo de funcionamiento a dos años, pese a que fueron electos para la mitad de ese tiempo, sin embargo desde que este cuerpo es proclamado sus decisiones son incontestables.

La ANC tiene la facultad para destituir y nombrar a cualquier autoridad del Estado venezolano, dictar y reformar leyes, e implementar decisiones sin necesidad de pasar por ningún otro poder, como lo hizo con la polémica destitución de la exfiscal general Luisa Ortega, tras un breve periodo de confrontación con Maduro.

El oficialista Diosdado Cabello anunció ayer que aunque la ANC ha decidido por unanimidad funcionar por el doble de tiempo, aún tiene la facultad para extender ese plazo por el tiempo que sus miembros lo consideren. EFE

ER

Comentarios