De triunfar Seattle, Robinson Canó sería gran motivo del éxito

Han pasado 16 años desde que los Marineros llegaron por última vez a la postemporada y, no por coincidencia, un solo integrante del equipo ha conseguido en ese lapso alguno de los premios más importantes que se entregan una vez concluida la temporada.

Más allá del venezolano Félix Hernández, quien ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2010, Seattle no ha se llevado premio alguno desde la temporada del 2001, cuando Ichiro Suzuki fue Novato del Año y Jugador Más Valioso de la Liga Americana, a la vez que Lou Piniella fue nombrado Manager del Año.
¿Será éste el año en que los Marineros romperán la mala racha? Sería de mucha ayuda que vuelvan a pasar a la postemporada. Y si una de las estrellas de Seattle tiene una campaña merecedora de un galardón, sin dudas sería de gran valor a la hora de pelear por un boleto a octubre.

Entonces, ¿qué candidatos tienen los Marineros para hacerse con uno de esos honores?

La lista tiene que comenzar con el dominicano Robinson Canó, quien la temporada pasada terminó 8vo en la votación al Jugador Más Valioso realizada por la Asociación de Cronistas del Béisbol de los Estados Unidos. Canó es capaz de poner números de JMV: en el 2016 impuso una marca personal con 39 jonrones, además de empujar 103 carreras y producir una línea ofensiva de .298/.350/.533. En el 2010 finalizó tercero para el mismo premio y entre ese año y el 2014 nunca bajó del sexto puesto.

Obviamente, la competencia será dura con el dos veces ganador del JMV Mike Trout encabezando a un impresionante grupo de estrellas jóvenes como el puertorriqueño Carlos Correa, el dominicano Manny Machado, el venezolano José Altuve y Mookie Betts, entre otros. Todos son capaces de redondear campañas monstruosas.

Pero Canó terminó con el sexto bWAR (versión Baseball-Reference) en las Grandes Ligas el año pasado y si los Marineros tienen una gran temporada, es difícil que su estrella y segunda base no sea uno de los grandes responsables de ello.

Otro dominicano, Nelson Cruz, también tiene la capacidad de seducir a los votantes con su poder, aunque es difícil que un bateador designado sea el JMV. El tercera base Kyle Seager podría ser una mejor apuesta si se está buscando una sorpresa, dado que tuvo el séptimo bWAR de todos los jugadores de posición en las Mayores el año pasado y terminó 12do en la votación al JMV de la Liga Americana.

El Cy Young de la Liga Americana parece ser una competencia más difícil para los Marineros, a menos que Hernández retroceda el reloj varios años y entre de nuevo a la élite del pitcheo. Los Marineros estarían muy felices de que Hernández simplemente retome su nivel del 2015, cuando finalizó con 18-9 y 3.53 de efectividad.

Pero para pelear por el Cy Young, el derecho de 30 años tendría que lanzar como lo hizo en el 2014, año en el que terminó con récord de 15-6 y 2.14 de efectividad para finalizar detrás del ganador Corey Kluber en las votaciones.

Por supuesto, si los Marineros navegan hasta la postemporada, Scott Servais seguramente recibirá mucha atención para Manager del Año en su segunda temporada. 

Los votantes de ese premio tienden a favorecer a los dirigentes que toman equipos sin mucha historia o expectativas y bajo su liderato se vuelven exitosos, así que Servais podría llenar perfectamente ese perfil si Seattle tiene una gran temporada regular.

La otra categoría grande entre los premios es el Novato del Año y los Marineros tienen a un potencial candidato con Mitch Haniger, dado que el pelotero de 26 años recibirá la oportunidad de jugar a diario en el jardín derecho y ha demostrado esta primavera que es capaz de combinar buena ofensiva con su estelar defensiva.

Pero el gran favorito este año para llevarse el Novato del Año en la Liga Americana es Andrew Benintendi, el jugador de 23 años y prospecto número 1 de las Grandes Ligas que tendrá la oportunidad de brillar como jardinero izquierdo de los Medias Rojas en Fenway Park, un estadio muy favorable para los bateadores.

Fuente MLB

Comentarios