Le cantan 15 años un dominicano por tráfico de Oxicodona en New York

NUEVA YORK,- El dominicano Manuel Tirado y residente en Nueva York, fue sentenciado a 15 años en una cárcel federal después de resultar culpable por el delito de conspiración para proveer la pastilla Oxicodona a narcotraficantes de New Hampshire.

Tirado, de 34 años de edad, según los fiscales federales, era una de las principales fuentes como proveedor de la pastilla, que se mezcla con drogas como la heroína y la cocaína y es letal en sobredosis para los adictos que las consumen.

Las autoridades alegaron que Tirado, proveía el medicamento a distribuidores de drogas dominicanos en Manchester (New Hampshire), entre 2013 y 2014.

Cayó en manos de agentes de la DEA y anti narcóticos de la policía, después de hacerles varias ventas a oficiales encubiertos.

Fue acusado junto al también dominicano José Núñez, detenido en Massachusetts con $18.000 dólares en efectivo para pagarle la provisión a Tirado que lo abastecía.

La investigación implicó la cooperación de agentes de la DEA, el Departamento de Policía de Manchester, la policía estatal de New Hampshire, policías de Massachusetts, y la Oficina de la Fiscal del Condado de Hillsborough.

Tirado fue acusado de un cargo de conspiración de drogas. El 23 de julio de 2015, fue detenido en Nueva York y puesto libertado bajo fianza por un juez, y se le ordenó presentarse en la corte federal en Concord el 4 de agosto de 2015, pero no compareció y se emitió una orden de captura.

Fue detenido de nuevo 13 días después, el 17 de agosto en Nueva York.

Se declaró culpable del cargo de conspiración por narcotráfico y desacato a la comparecencia en la corte, el 23 de agosto de 2016.

La fiscal federal en New Hampshire, Emily Gray Rice dijo que su oficina tomó el caso de Tirado muy en serio.

“Muchas personas comienzan su viaje a la adicción a los opiáceos a través del uso de Oxicodona. Si bien estas pastillas tienen un uso médico legítimo, la distribución ilícita de estos fármacos potencialmente adictivos, ha sido un factor importante en el desarrollo de la crisis de drogas que está afectando a New Hampshire “, dijo Rice en un comunicado.

“La DEA está comprometida a investigar y llevar ante la justicia a quienes ilícitamente distribuyen Oxicodona”, dijo el agente especial de esa agencia, Michael J. Ferguson después de la sentencia de Tirado.

“El abuso de opiáceos es un problema importante en New Hampshire y en toda Nueva Inglaterra. La desviación de los analgésicos de venta, en este caso, la Oxicodona, contribuye al abuso generalizado de las drogas y es la puerta de entrada a la heroína y la adicción al fentanilo, que es devastador para nuestras comunidades”, agregó el agente federal.

Varios objetivos de la investigación fueron detenidos en Manchester el 27 de agosto, 2014.

Otro de los acusados es Raúl Hernández, detenido cuando intentó entregar más de 600 pastillas de Oxicodona en la residencia de Samuel García y Jennifer Núñez en la avenida Eastern en Manchester.

Un allanamiento realizado en esa residencia y cientos de píldoras fueron confiscadas, así además de $30.000 en efectivo, y se recuperaron tres armas de fuego.

Samuel García, Jennifer Núñez, y Johanna Núñez fueron detenidos ese día.

José fue arrestado en octubre de 2014 después de regresar a los Estados Unidos de la República Dominicana.

“La Oficina de la Fiscal de Estados Unidos continuará trabajando con la comunidad de aplicación de la ley para detener el flujo de opiáceos y opioides en las calles de New Hampshire. Esto incluye identificar y procesar las fuentes que están organizando para llevar estas drogas peligrosas en nuestro estado. Esta oficina también tomará medidas enérgicas para enjuiciar a los que desprecian las órdenes judiciales al no presentarse en la corte”.

Otros cinco individuos implicados en la conspiración, también se declararon culpables en marzo de 2015.

García, de 36 años, se declaró culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir, una sustancia controlada; posesión de una sustancia controlada con intención de distribuir; conspiración para lavar dinero y posesión de un arma de fuego durante un crimen de tráfico de drogas.

García está a la espera de sentencia.

José de 61 años, se declaró culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de traficar, una sustancia controlada, cuatro cargos de distribución de una sustancia controlada, conspiración para lavar dinero y posesión de un arma de fuego durante un crimen de tráfico de drogas.

Núñez está a la espera de sentencia.

Jennifer, de 26 años, se declaró culpable el 24 de marzo de 2015, de conspiración para distribuir y poseer con intención de traficar una sustancia controlada, distribución de una sustancia controlada y posesión de un arma de fuego durante un crimen de tráfico de drogas.

Ella está a la espera de sentencia.

Johanna, de 30 años, se declaró culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir, una sustancia controlada y cuatro cargos de distribución de una sustancia controlada.

El 23 de junio de 2015, fue condenada a 51 meses de prisión, con tres años en libertad supervisada.

Hernández, de 29 años, se declaró culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir, una sustancia controlada y posesión de una sustancia controlada con intención de distribuir.

El 23 de junio de 2015, fue condenado a 48 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad supervisada.

Un sexto acusado, Edward Anthony Hiciano Beltré, está fugitivo.

Varias otras personas que hayan obtenido la Oxicodona de esta organización y revendido a los clientes también se declararon culpables de cargos federales de conspiración de drogas.

El 27 de agosto de 2014, en una incursión de la policía asociada con la investigación se produjo en el apartamento 3 del edificio 110 en la calle Beech en Manchester, donde una mujer recibió un disparo accidental.

Se dijo que uno de los agentes de la DEA, hizo el disparo accidental que impactó a la señora Núñez, madre de los acusados, pero no fue acusado.

Dos de las hijas de Núñez, fueron detenidas ese día, y se declararon culpables de su participación en la conspiración.

En el allanamiento en el apartamento de la calle Beech, se confiscaron $2.000 en efectivo y 1.600 pastillas de Oxicodona, dijo la policía.


Nota de Miguel Cruz Tejada

Comentarios