Encuentra su foto circulando en la web, pero hay algo raro en ella

Pasa más de lo que nos imaginamos. Jessica Hunt es una guapísima chica de Plymouth, Inglaterra, a la que utilizaron para practicar el famoso “catfish”.

Sí, esos perfiles falsos que se crean con las imágenes de otros para encontrar citas en páginas web o aplicaciones de ligue como Tinder.

Y precisamente en la difusión de una fotografía donde aparece en su propia casa es como la chica se dio cuenta de lo que pasaba. En la foto, Jessica aparece con un rostro distinto.

"Oh, por Dios. Ese es mi cuerpo y es mi casa, pero ¿de quién es ese rostro? El catfish cada vez es más absurdo", escribió la joven en una publicación que ha sido compartida más de 30 mil veces.

Con información de El Ciudadano.

Comentarios