Dominicano lleva dos semanas en huelga de hambre en Nueva York

El doctor Wazar Gómez describió como “un milagro” el que esté lúcido después de 14 días de mantener una huelga de hambre en Washington Heights, que ha llevado a menos de 20 sus niveles de glucosa.

Lo que llevó al dominicano a comenzar la manifestación, fue la impunidad a los oficiales de su país luego que saliera a luz que entre los años 2001 y 2014, la Odebrecht estuvo involucrada en pagos ilícitos por más de $92 millones a funcionarios gubernamentales e intermediarios que trabajan para la constructora brasilera que le habrían dado beneficios por $163 millones.

Así fue detallado en el documento de la corte estadounidense donde la compañía se declaró culpable.

Durante dos semanas, lo único que ha consumido Gómez es agua y por ello ha perdido casi 35 libras. Como no tiene energía, se queda descansando en una cama dentro en una camioneta decorada de banderas de la República Dominicana frente a la plazoleta Juan Pablo Duarte en el Alto Manhattan.

“Esta jornada de ayuno permanente yo la voy a mantener hasta que el pueblo dominicano aquí en Nueva York le haga presión al estado dominicano y provoque por lo menos el sometimiento de dos personas a la justicia”, expresó a El Diario el huelguista de 57 años.

Los oficiales dominicanos implicados en los cargos de corrupción aún son desconocidos porque el Departamento de Justicia de Estados Unidos no ha publicado la lista de sus nombres.

“No entiendo porque el Gobierno americano siendo un país donde impera la ley, oculta, y en cierta forma se hace cómplice, de los que roban en mi país”, expresó el doctor.

Esta no es la primera vez que Gómez se manifiesta contra su gobierno. Antes de regresar a Estados Unidos hace tres años y medio, fue organizador y activista en la República Dominicana donde estableció el grupo Hermandad. Sin embargo, luego de ser baleado en una protesta, ser perseguido, y escuchar rumores que lo querían hacer desaparecer, volvió a Nueva York donde enfrió sus esfuerzos.


Gómez primero vino a Estados Unidos hace casi 30 años. Él ya era doctor en su país, y pasó los exámenes y residencia acá donde se especializó en medicina del sueño y ha trabajado en Georgia y Florida.


Fuente diariony

Comentarios