Someten a Brayan a casi 7 horas de interrogatorio

Brayan Peter Félix Paulino, lugarteniente del fenecido John Percival Matos, fue interrogado durante casi siete horas ayer por la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso.

Luego de un extenso interrogato­rio que inició pasadas las 11:45 de la mañana, el presunto coautor de varios asaltos a entidades banca­rias fue trasladado, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, a la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

La Fiscalía tiene tiempo hasta hoy, a las 11 de la mañana, para so­licitar medida de coerción.

Los periodistas que dieron co­bertura a los hechos intentaron alguna reacción de la Fiscal, pero no fue posible. A las 8:00 de la noche, la magistrada se marchó de su oficina, escabulléndose de las preguntas sobre los pasos si­guientes.

De todos modos, la información que se tiene a mano es que el mi­nisterio público solicitará un año de prisión preventiva para el im­putado.

Pasadas las 11:45 de la mañana, Félix Paulino fue conducido por agentes de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Di­crim) bajo estrictas medidas de se­guridad, desde el Palacio de la Poli­cía, e inmediatamente introducido al despacho de la fiscal.

El detenido rehusó contestar pre­guntas de los periodistas y en todo momento los agentes de la Dicrim lo mantenían fuertemente custo­diado.

La presencia de Félix Paulino sorprendió a los periodistas, debi­do a que lo estaban esperando en la parte trasera, pero fue introdu­cido por la delantera del Palacio de Justicia.

Brayan es sindicado como lugar­teniente de John Pércival Matos, quien fue asesinado el pasado miércoles 28 en la cabaña Fuente del Placer, en Bonao.

Fue capturado la noche del pasa­do martes sin ofrecer resistencia, en La Guáyiga, de Pedro Brand.

Además de Félix Paulino, están detenidos otros implicados en los asaltos cometidos a varias entida­des bancarias. Entre ellos el mayor del Ejército Elvin Rodgers Rodrí­guez, a quien se atribuye que su­plía a la banda las armas utiliza­das en los asaltos; los motoristas Aneudy y Francisco Alberto de Jesús Caraballo, quienes los trans­portaban; un mecánico identifica­do como “La Culebra”, que prepa­raba las motocicletas en que estos huían.

También Javier Perelló, quien sería el enlace entre John Percival y el mayor Rodríguez.

Comentarios