Serie Final de béisbol en Venezuela se jugó sin fanáticos

Una desbordada celebración en las gradas del jardín izquierdo del estadio de Maracaibo fue la gota que colmó las tensiones que llevaron a la suspensión definitiva del tercer juego de la final del béisbol profesional venezolano que se efectuaba el pasado lunes entre los Cardenales de Lara y las Águilas de Zulia, que se postergó para ayer, y se jugó a puerta cerrada.

Los incidentes se iniciaron en el 8vo. episodio cuando un cuadrangular de Mario Lissón de las Águilas empató el juego 7-7, lo que hizo estallar las gradas que estaban abarrotadas de frenéticos aficionados del equipo de casa, algunos de los cuales comenzaron a lanzar objetos hacia el terreno que cayeron en el bullpen de práctica de los visitantes.



El presidente de la Liga, Oscar Prieto criticó el comportamiento de la afición e indicó: “Creo que hay que darle una lección al público. Si te portas mal, te castigamos”.
Publicidad

Comentarios