Arrecian persecución resto banda de Percival

Un amplio operativo han desplegado militares y policías en ciudades y zonas rurales de la región norte en busca de Brayan Peter Félix Paulino, además de otro hombre y una mujer de la banda de asaltantes de bancos que dirigía el exmilitar John Emilio Percival Matos, abatido ayer en un motel en las afueras de Bonao.

Los operativos en busca de los dos hombres y la mujer se realizan desde las 4:00 de la tarde de ayer en carreteras, cabañas y cubre las zonas urbanas y las montañas de Constanza, Jarabacoa, La Vega, Santiago, Moca, Hermanas Mirabal, Sánchez Ramírez, donde tropas mixtas requisan vehículos y piden documentos a las personas que viajan de un pueblo a otro.
Percival Matos y Félix Paulino encabezaron el pasado lunes a las 7:30 de la anoche el asalto al Banco Popular de Plaza Lama de la avenida 27 de Febrero con Winston Churchill, de donde se llevaron tres millones 700 mil pesos y 25 mil dólares, según informaron las autoridades de la entidad financiera.


En busca de los tres prófugos hoy se realizaban chequeo de personas y vehículos en puentes, avenidas, carreteras y autopistas del Cibao.

Félix Paulino, una mujer y otro de los que participaron en el asalto, acompañaron a Percival Matos en la habitación número 9 de la cabaña La Fuente del Placer, pero lograron huir media hora antes que llegaran las tropas policiales que rodearon el motel.

La Policía acompañada de militares ha montado vigilancia y chequeo en moteles y cabañas a fin de ubicar y apresar a los restantes miembros de la banda dedicada a asaltar bancos.


El exteniente del Ejército fue ultimado por una lluvia de balazos por parte de tropas policiales que lo localizaron ayer a las 3:30 de la tarde en la referida cabaña ubicada en el kilómetro 83 de la Autopista Duarte, en Bonao, provincia Monseñor Nouel.

Percival Matos murió en el interior de la yipeta Ford Explorer, año 2004, gris, que según la Policía compró Félix Paulino y una mujer por 610 mil pesos en La Vega. La institución del orden dijo que le ocupó un fusil, una pistola, y trascendió que más de un millón de pesos en efectivo.


En ese vehículo se presume la banda huyó tras cometer el asalto en la capital con rumbo a San Cristóbal, y burlaron el cerco que le colocaron los organismos de seguridad, logrando huir por la carretera que comunica a esa provincia sureña con Villa Altagracia.


El asalto a la sucursal bancaria fue perpetrado por cuatro hombres que huyeron en dos motocicletas tras lanzar dos bombas lacrimógenas, disparar y herir a balazos a los custodios de la empresa de transporte de valores La Confianza, Germán Merán, de 28 años y José de Jesús Reynoso, de 36 años. Este último está muy grave en el hospital Marcelino Vélez Santana, donde ha sido intervenido quirúrgicamente tres veces ya que los proyectiles les afectaron el hígado y el colon.

Fuente elnacional

Comentarios