23 de noviembre de 2016

Tubérculo Gourmet eleva la comedia local


Tubérculo Presidente, dará mucho que hablar y mucho por reír, a partir de este jueves, en que se estrena para todo el publico. Como comedia ofrece un manejo muy afinado de los recursos del cine y será sin dudas un fenómeno en el gusto del público. Pero es más que eso.

Hay que partir de que la comedia es el género preferido por el público cinéfilo, que ofrece en general, un mejoramiento en sus estándares técnicos y, ahora con la saga Tubérculo, apunta una elevación en su concepto.

Archie López ha sido un profesional de lo audiovisual que ha pesado mucho en ese proceso. El guión es de Víctor Reyes en base a idea original del propio López y Desireé Reyes.

Este proyecto cuenta con la fuerza para para pegar muy alto y fuerte en la taquilla, pero implica además un cine profesionalmente mejor estructurado, a lo que agrega: una gracia espontánea y provocadora de la risa a partir de una interpretación más cinematográfica de sus talentos y un enfoque crítico en la práctica política, sobre todo en torno a la corrupción y las manipulaciones del poder para enriquecer potentados, sin dudas un sano y atrevido lance social.

La segunda entrega de la que se proyecta como una de las sagas más importantes de la comedia dominicana, ha sido trazada para contar con una proyección internacional al incluir talentos reconocidos de Venezuela, Puerto Rico y Colombia.

Tubérculo Presidente deja ver la calidad que alcanza la trayectoria de Archie López, quien ha sabido construir un estilo de comedia que se perfeccionó con algunos lances en Tubérculo Gourmet.

Víctor Reyes maneja la idea original de López y Reyes, del Tubérculo y Tyrson como presidente y vice-presidente para entregar una trama que se desglosa a partir de una larga entrevista que les hace en Palacio, Juan Carlos Arciniegas (crítico de CNN), quien se representa a si mismo, y que imprime una perspectiva muy latinoamericana al proyecto.


Raymond Pozo y Miguel Céspedes logran darle a sus personajes la profundidad y comicidad singular que demanda el cine, aprovechando el sello de popularidad que representan para la televisión el Tubérculo y Tyrson, apostando a un rol crítico de los traficantes del poder y los funcionarios corrompidos que tratan de aprovecha sus puestos para sacar beneficios.


La principal lección de moral política la ofrecen la Primera Dama (Cheddy García (Ángela) y la Ministra de Educación (Paula Disla) cuando ponen a comer del pésimo desayuno escolar, al funcionario que está pidiendo que le aumenten el presupuesto en ese renglón, junto a la postura firme de denuncia de lo que se pretende hacer con Loma Miranda, el punto en que con mayor coherencia, la cinta hace coincidencia con la realidad.

Tubérculo Presidente es una comedia que perfecciona el quehacer cinematográfico por el desafío de reconstruir los interiores del Palacio Nacional, los efectos especiales, la creación de espacios cinematográficos, (como el conuco junto al Palacio Nacional), y el ritual de las “visitas sorpresa”-

La cinta no es perfecta y tiene escenas que debieron quedarse en sala de edición, como la del baño en el que se queda un importante documento recién firmado por el Presidente, un poco menos de coqueteo con la reelección.

Orlando Urdaneta (Venezuela), cumple con efectividad su rol de antagonista, junto a su cómplice, el boricua Jorge Pabón, a quienes se unen Paula Disla, la Cheddy García, Luis Manuel Aguiló, Yaritza Reyes, Loraida Bobadilla, Raymond Figueroa y StarlingAguiló. Mención aparte, por brillar con una sorprendente efectividad en su rol de director de protocolo, Francisco Sanchis. Roberto Cavada hace bien a un tal Roberto Cavada.

Ficha técnica 

Título: Tubérculo Presidente
Dirección: Archie López
Idea Original: A. López y Desireé Reyes
Producción: Panamericana, Producciones Coral y Dragón Films.
Guión: Víctor Reyes
Fotografía: P.J. López

ELENCO: Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Cheddy García, Paula Disla, Orlando Urdaneta, Jorge Pabón, Luis Manuel Aguiló, Juan Carlos Arciniegas, Francisco Sanchis, Juan Carlos Figueroa, Starling Aquino, Laritza Reyes, Elizabeth Ruiz, Steven Domsam, la niña Sarah Tampoc.


Nota de José Rafael Sosa