14 de noviembre de 2016

Queman gomas en autopista Las Americas

Roturas de cristales de vehículos, incendios de gomas, colocación de obstáculos y enormes tapones, fue el panorama vivido en las primeras horas de la mañana de hoy en la marginal de la autopista de Las Américas, tras la ocurrencia de protestas por los constantes y prolongados apagones.

Residentes de Los Frailes II, Las Llaves, Urbanización Miramar y La Ureña, salieron desde las 5:00 de la mañana a protestar por las interrupciones eléctricas, provocando tapones de vehículos que se desplazaban desde y hacia Santo Domingo y diferentes lugares de la zona Este.
Muchos de los revoltosos que incendiaron neumáticos, colocaron piedras, palos y otros objetos en la marginal de Las Américas que abarcó a varios kilómetros, tenían sus rostros cubiertos. Los individuos provocaron la rotura de cristales de varios vehículos, incluyendo dos de empleados privados residentes en el Hipódromo V Centenario.


Al lugar se presentaron varias unidades de la Policía Nacional controlando la situación de protesta de los residentes de los indicados sectores que comenzaron desde la cinco de la mañana, según explicaron algunos de los revoltosos y se prolongaron hasta pasadas la siete y media.

Decenas de guaguas del transporte público, privado y de colegios, carros, yipetas, camiones transportando arena y mercancías de diversas especies, resultaron afectados durante el desarrollo de las protestas debido a que el paso por la marginal de Las Américas, fue impedido por los manifestantes.

Periodistas de este medio que se dirigían hacia el Aeropuerto de Las Américas en conversación con algunos de los manifestantes, estos dijeron que en La Ureña, Los Frailes Segundo y Urbanización Miramar, solamente están recibiendo tres y cuatro horas de energía eléctrica.

Indicaron que mientras el servicio de luz que les suministra la empresa Edeeste, las facturas llegan cada vez más caras y que cuando se pasan un día de la fecha del pago, tienen que pagar reconexiones, acción que consideraron como un abuso, sin que nadie salga a defenderlos.

Via elnacional