27 de noviembre de 2016

Los Tigres del Licey realizan el “reencuentro del Equipito”

“El Equipito”, nombre que se dio al conjunto de los Tigres del Licey que ganó la corona del torneo dominicano de béisbol invernal 1998-99 y la Serie del Caribe, tuvo su día especial en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

El homenaje se realizó antes del partido entre los Tigres recibirán a los Leones del Escogido, precisamente, el rival al que el Licey derrotó en una reñida final que se extendió al límite de nueve juegos, para después conquistar la Serie del Caribe que se jugó en San Juan, Puerto Rico.



El conjunto tuvo como gerente general a Rafael Landestoy, quien ha sido invitado, y como dirigente al estadounidense Dave Jauss.

Entre los jugadores integrantes del “Equipito uno” (hubo una segunda versión en 2003-04), estuvo integrado por: los receptores Henry Mercedes y Jorge Brito, los infielders, D’Angelo Jiménez, Cristian Guzmán, Rafael Martínez, así como los jardineros Manny Martínez, Israel Alcántara, Timoniel Pérez y Julio Ramírez.

Entre los lanzadores, Ramón Ortiz, Manny Aybar, Félix Rodríguez, Yorkis Pérez, Carlos Pérez, Rafael Roque, Vladimir Pérez y Yon Germán.

Otros que integraron “El equipito” de 1998-99 son, Ronnie Belliard, Luis Castillo, Héctor Almonte, Jorge Álvarez, Juan Camilo, Juan Charles, José De León, Balbino Gálvez, Nelson Lara, Héctor Henríquez, Fausto Macey, Julio Mañón, Pedro Martínez Aquino, Gary Olivo, Alex Peña, Darío Pérez, Roberto Ramírez, Kelly Ramos, José Reyes, Jhensy Sandoval, José Soriano, Pedro Swann, Bill Villanueva y Esteban Yan.

La historia

En la serie final de 1998-99, los Leones del Escogido, con el Comandante Chávez a la cabeza, lucía un equipo invencible.

El Licey era un “Equipito”, como lo bautizó Bienvenido Rojas en el periódico El Siglo, señalando que era el pleito de David contra Goliat.

Los Rojos en esa final salieron favoritos 100-10, al inicio de la final, pero en el noveno juego, con la serie 4-4, el Licey maduró a Chávez, y logró la corona.

El 29 de enero 1999, el Licey tomó el comando del partido con dos carreras en el tercero, remolcadas por doble de Manny Martínez, y el Escogido, en el cierre de este episodio, igualó las acciones a dos.

Los Tigres fabricaron un rally de cuatro en el sexto, con jonrón de Russell Branyan en rol de emergente por Fernando Seguignol, y otro de cuatro con vueltas impulsadas de Ron Belliard y Manny Martínez.

Los Tigres se alcanzaron con la victoria 10 por 7, siendo la derrota más frustratoria del Escogido en los últimos años.