30 de noviembre de 2016

Le cantan 20 años a violador de una niña dominicana en el Bronx

James Martin, un afroamericano de 42 años de edad y que se declaró culpable por la violación sexual y estrangulamiento de la menor dominicana Marleny Cruz en 1998 en El Bronx, fue condenado a 20 años de cárcel, sentencia que se suma a otra que cumple en una cárcel de Pensilvania por también estrangular a su esposa.

El violador y asesino convicto, fue ubicado décadas después del crimen, cuando una prueba de ADN coincidencialmente, lo detectó en el registro de depredadores sexuales del estado de Nueva York, estando él en la prisión de Pensilvania.


Hace algunas semanas, Martin fue extraditado de ese estado a Nueva York y condenado por el horrendo crimen de Cruz, que estaba en el nivel de Casos Fríos (Cold Case) del Departamento de Policía (NYPD).

Martin está cumpliendo una sentencia de entre 44 a 22 años en una cárcel estatal de Pensilvania. Después de violar a la dominicana, la estranguló y tiró el cuerpo en una cuneta en febrero de 1998.

Desde entonces, los sabuesos del Escuadrón de Víctimas Especiales ni los detectives de homicidios, habían podido dar con la pista del violador y estrangulador, hasta la prueba de ADN, que lo vinculó directamente con el homicidio de la adolescente criolla.

Cruz, llegó niña a los Estados Unidos, pero fue capturada por la Administración de Bienestar Infantil y entregada a un hogar de crianza, desde donde salió, el día en que Martin la interceptó, la violó y la asfixió.

"Tal vez en el momento en que salga, no va a ser una amenaza para nadie", dijo la fiscal adjunta Nancy Borko ayer martes después de la sentencia a Martin en la Corte Suprema del Bronx.

El saldrá con aproximadamente 90 años de edad, recordó la funcionaria del Ministerio Público.

Según la autopsia, el cadáver de Cruz que tenía 14 años de edad presentaba señales de que luchó en vano antes de que Martin la violara y la estrangulara, para luego arrojar su cuerpo en una cuneta.

Los investigadores ubicaron a Martin en 2012 después de revisar el caso frío de Cruz y la búsqueda de una coincidencia de ADN.

El violador psicópata estranguló a su mujer en 2005.

También había sido condenado por un estrangulamiento de un compañero de clases en 1989 a quien le robó los tenis marca Air Jordan.

En el caso de El Bronx, Martin se declaró culpable de homicidio a cambio de la sentencia de 20 años, que tendrá cumplir consecutivamente, después que cumpla la actual condena, mediante un acuerdo con los fiscales.

Los familiares de Cruz, dijeron que están satisfechos con la sentencia y con ello, se pone fin o se cierra el caso y a sus largos años de angustia, a la espera de justicia.

"Tenemos una foto de ella colgada en la pared de nuestra casa. Ahora puedo mirarla, y decirle que se hizo justicia ", dijo Sócrates Arévalo, de 23 años, primo de Cruz, mientras consolaba a su madre, María de Cruz, en las afueras del tribunal.

Martin, que estaba esposado y vistiendo un uniforme mono color naranja para prisioneros peligrosos, y se apoyaba en un bastón rehusó referirse al crimen de Cruz, para no tener que disculparse con los parientes de la adolescente.

El detective de homicidios en El Bronx, Malcolm Reiman, que ayudó a resolver el caso y se sentó con los fiscales durante la sentencia, dijo que Martin es un asesino en serie, que no tiene remordimientos.

Nota de Miguel Cruz Tejada