22 de noviembre de 2016

¡Cuidado! No te dejes engañar por algunas ofertas de Black Friday y Cyber Monday

Las ofertas que se lanzan durante la mayor temporada de compras son muy tentadoras. Pero, ¿son en realidad gangas? Aqui te dejamos 10 consejos para diferenciar entre una verdadera oferta y un truco de mercadeo.

La palabra doorbuster da un sentido de urgencia: se refiere a las ofertas son tan buenas que tienes que romper las puertas de tu tienda favorita para obtener el precio más bajo posible en los artículos que deseas.

Las comerciantes -- tanto digitales como en las tiendas físicas -- pregonan que no sólo tienen artículos a precios de remate, sino que también son las únicas que ofrecen este tipo de gangas.

La verdad es esta: no es así.

A continuación, comparto algunas tácticas que utilizo para darme cuenta si un artículo en oferta es en efecto una ganga, es una oferta razonable, promedio o simplemente mala.

1. Decide qué quieres comprar antes de empezar a comprar.

No quieres comprar algo sólo porque alguien te dice que está barato; decide lo que quieres comprar antes de empezar a ver los precios. 

De lo contrario, te dejarás llevar por un precio que quizá resulte ser un espejismo. Si decides comprar un producto porque lo has pensado y decidido que se ajusta a tus necesidades y a tu presupuesto, no te distraigas por la brillante oferta de otro producto cuando se te aparece en un email o pancarta.

2. Conoce el patrón de precios de una categoría de productos.

Para productos de gran formato o alto precio -- que depende, en realidad, de tu presupuesto -- necesitas saber qué tan nuevo es. En todas las categorías, el modelo anterior es más barato que el más reciente. Solo se da el caso contrario cuando están por desaparecer y hay escasez de algo que es muy popular.
3. Conoce el número de los modelos y su SKU.

Sé que suena obvio, pero la única forma de asegurarte de que estás comprando lo que quieres y de realizar comparaciones válidas es través del SKU de la fabricante, que son identificadores únicos para cada uno de los productos y su paquete. 

Y, a menos de que sepas el número completo de modelo, corres el riesgo de comprar el televisor Samsung de 55 pulgadas equivocado o te haces a la idea de que estás obteniendo el modelo de este año cuando en realidad no lo es.

Quizá ya hayas visto las ofertas que listan cada especificación del producto -- con excepción del modelo -- como "LG 55 4K 120Hz Smart Ultra HD TV". Esto no sólo aplica para los productos genéricos sino que puedes perderte de una buena oferta porque la comerciante decidió favorecer el ránking de los motores de búsqueda en Internet y no el reconocimiento de la marca.

4. Échale un vistazo primero al sitio de la fabricante.


Muchas fabricantes publican sus propios anuncios de ofertas semanales y promociones para las fiestas navideñas. 

Los precios listados en sus sitios son tu primera línea de defensa contra anuncios engañosos. ¿Esa gran ganga de US$800? Con frecuencia resulta que la fabricante está ofreciendo el mismo producto por US$750, y que la "oferta" está basada en un precio oficial antiguo de US$900. 

En general, debes siempre averiguar cuál es el precio de lista o el precio sugerido; no asumas que todos los precios serán mejores que los que ofrece la fabricante. Por ejemplo, suelo ver cámaras que se venden online a un precio mayor que el precio de lista. 

Ponle especial cuidado a las ofertas de reembolso instantáneo: si se ofrece un reembolso instantáneo de un producto de US$400, puedes apostar que todas las tiendas listarán el precio a US$400 menos que antes.

5. ¿No tiene precio oficial? La búsqueda es tu amiga.

Algunas fabricantes dan a conocer el precio cuando se anuncia el producto por primera vez, y después de eso no lo publican en ningún otro lugar público de nuevo. Las distribuidoras autorizadas son aquellas que cobran lo que la fabricante quiere que cobren para que puedan ser las primeras en vender el producto. 

Si haces una búsqueda del nombre de la fabricante y de la distribuidora autorizada (authorized dealer) para encontrar estos precios. (Amazon provee esto para varios productos). Listan los precios de la fabricante como el precio regular o el precio de lista que está descontado. Subrayo: nunca pagues más que este precio.

6. Crea una hoja de cálculo.

Esto puede parecer demasiado trabajo, pero pero algunas categorías de productos, como las cámaras, los precios varían ampliamente debido a las distintas configuraciones que ofrecen. La única forma de saber que estás comparando dos cosas de la misma clase es monitorizar los precios en distintas configuraciones. 

Crear una hoja de cálculo también te puede ayudar a calcular cuánto equivale un descuento del 10, 20 ó 25 por ciento. De esta forma, cuando un anuncio dice que un producto tiene 25 por ciento de descuento y que esto te resulta en un ahorro de US$20, puedes tener una mejor perspectiva de las cosas. También, tener una hoja de cálculo te ayudará a consolidar tu lista de compras.

7. Desenreda los paquetes.

Si has comprado alguna vez una cámara dSLR, habrás visto anuncios de cámaras que vienen con un montón de accesorios.

Pero los paquetes de productos con accesorios incluidos pueden resultar mucho más caros y contener cosas que en realidad no necesitas ni quieres.

Esto no significa, sin embargo, que todos los paquetes son malos. Si planeas comprar un cámara además de un zoom telefoto y otro estándar, por ejemplo, puedes encontrar una buena ganga al comprar el paquete que incluye estos tres artículos que el comprarlos de manera individual. La clave aquí es la planeación.

8. Ignora las tarjetas de regalo, al menos al principio.

Otra variación de esta promoción de paquetes es obtener una tarjeta de regalo gratis. Recomiendo que veas los precios de lo que quieres comprar primero, y que si es una buena oferta, considera que la tarjeta de regalo es un bono. Algunas personas utilizan las tarjetas de regalos, pero la mayoría nunca las aprovechan.

9. Pon atención a las tarifas ocultas.

Mientras que el hardware parece ser una buena oferta, un montón de productos requieren servicios de suscripción para sacar total ventaja de ellos. Por ejemplo, todo lo que tenga que ver con streaming (de música o de video) o dispositivos móviles y servicios vienen con una suscripción.

10. Espera.

Si no ves una buena oferta en un producto que vas buscando, entonces no lo compres. Hay una gran posibilidad de que habrán mejores precios en las semanas entre Black Friday y el Año Nuevo, especialmente en producto de más alto perfil.

Fuente cnet