2 de noviembre de 2016

Condenan pareja brasileña en Pensilvania por lavado dinero de drogas en República Dominicana

Germán Ossa Rocha y su ex esposa Milera DeSouza, una pareja brasileña que era propietaria de una agencia de envíos de dinero en el poblado Stroudsburg en Pensilvania, a través de la cual lavaron millares de dólares de narcotraficantes que enviaban el activo a la República Dominicana, fue condenada ayer lunes en una Corte Federal a 27 y 18 meses en la cárcel, respectivamente después de declararse culpables en junio de este año.

La agencia, “Tropic Express, Inc”, estaba situada en el área de los poconos en Pensilvania, donde reside una gran población dominicana.

Los brasileños, fueron detenidos a comienzos de junio de 2015 por agentes de la DEA.

Admitieron haber lavado $340.000 dólares, provenientes del narcotráfico, y enviaban el dinero al país caribeño en cantidades que no requerían someter a los remitentes a los controles exigidos por las autoridades federales de Estados Unidos, como pedir identificación cuando se manda hasta 1.000 dólares y reportar al usuario, al remitir hasta $3.000 para ser investigado por las autoridades, dijeron los fiscales.

La pareja, que residía en el suburbio Bangor, se declaró culpable de conspiración en complicidad con otros, para usar su agencia y lavar el dinero de las drogas.

El juez federal Robert D. Mariani condenó Ossa Rocha a 27 meses con otros dos años de libertad bajo condicional, y a la mujer la sentenció a 18 meses además de dos años en libertad supervisada.

De acuerdo con el expediente judicial, Ossa Rocha conspiró entre 2008 y 2011 con su esposa Mirela para transferir dinero de las drogas a través de la empresa, mediante el envío utilizando nombres de otras personas y en cantidades que aplican para someterse a los requisitos federales para reportar transacciones en el extranjero.

El hombre se declaró culpable de estructuración, la práctica de hacer transferencias de divisas y ella de conspiración para cometer estructuración.

El abogado de la brasileña pidió consideración al magistrado, alegando que ella, había cooperado en la investigación federal.

Su esposo huyó y trató de echarle la culpa a su pareja cuando fue detenido, dijo el abogado de la brasileña.

El caso fue investigado por la DEA y el Servicio de Impuestos Internos (IRS).