15 de noviembre de 2016

Condenan a Cadena perpetua mujer por asesinato de dominicano en Brooklyn en el 2007

Pamela Hanson, una mujer afroamericana den Brooklyn, fue condenada el lunes a cadena perpetua por el asesinato en 2007 del dominicano David Díaz de 27 años de edad a quien ultimó de varias estocadas con un cuchillo después de sostener relaciones sexuales y le robó el celular y la tarjeta bancaria.

Hanson, quien tendrá derecho a pedir libertad condicional cuando cumpla 18 años de la pena, fue declarada culpable por un jurado de asesinato en segundo grado.

La mujer mató a Díaz en el hotel Gregory, en la bahía occidental de Bay Ridge, el 2 de diciembre de 2007.

“Esta acusada, atacó por sorpresa y robó a su pareja íntima, matándolo. Ella ha sido responsable de tomar una vida “, dijo el Secretario de Justicia del distrito de Brooklyn Eric González en un comunicado.

La sentenciada, de 29 años de edad, fue declarada culpable de asesinato en segundo grado después de un juicio con jurado en 2009, pero se le concedió un nuevo juicio en 2015 y se declaró culpable para evitar otro encausamiento.

Ella fue condenada por el juez Neil Firetog de la Corte Suprema Estatal en Brooklyn. Hanson, se declaró culpable de asesinato de los cargos el mes pasado, dijo la fiscalía.

El fiscal de distrito interino dijo que de acuerdo con la investigación, el 2 de diciembre de 2007, aproximadamente a las 8:03 de la noche, el acusado y la víctima, que eran conocidos, se alojaron en una habitación en el Best Western Gregory Hotel en Bay Ridge y según las propias declaraciones de la acusada, después de tener relaciones consentidas con la víctima, ella sacó un cuchillo que había escondido debajo de una almohada y lo apuñaló varias veces en la cara, el cuello y el torso.

La mujer también confesó haber robado la tarjeta bancaria y el celular de la víctima. La investigación reveló que la sentenciada trató de utilizar la tarjeta del banco para comprar zapatos en la tienda “Yvette Boutique” en el centro de Brooklyn, pero se le negó ese intento.

Ella se deshizo del teléfono y la tarjeta bancaria de la víctima para tratar de esconder las evidencias.


Nota de Miguel Cruz Tejada