18 de octubre de 2016

Policía de NY cree estudiante dominicano fue asesinado por confusión

NUEVA YORK,- Investigadores del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), dijeron creer que el estudiante dominicano Joseph Jiménez de 19 años de edad, fue asesinado por confusión, porque no era el blanco específico del o los tiradores que dispararon diez balazos, tres de los cuales impactaron mortalmente al criollo en la esquina de la avenida Walton y la calle Rockwood, el sábado en la noche.

Una recompensa que comienza en $2.000 dólares está siendo ofrecida por las autoridades por información que conduzca a la identificación, paradero y arrestos del o los sospechosos…

Jiménez, fue baleado en la cabeza, un brazo y una pierna y transportado a la emergencia del hospital Bronx Lebanon, donde fue declarado muerto.

Otro hombre no identificado, fue herido en una pierna. El estudiante que había llegado de su trabajo al apartamento en el que vivía con su madre, salió de la casa para visitar a su novia y estaba a una cuadra del edificio, cuando comenzó la balacera.

No tenía antecedentes judiciales y su tía Elizabeth Ortiz, aclaró a los medios que Jiménez, nunca estuvo involucrado en problemas callejeros, pandillerismo o narcotráfico.

“Cuando matan a algún muchacho, en barrios como este, eso es lo primero que dicen las noticias, pero mi sobrino nunca estuvo en nada de eso. Que lo sepa el pueblo, que lo sepa El Bronx”, añadió la tía.

Familiares, compañeros de estudios, profesores, vecinos y amigos, levantaron un altar de gran tamaño en una pared de la cuadra donde cayó asesinado, con docenas de alegorías, mensajes escritos, velas, velones y flores.

El asesinato de Jiménez ocurrió a las 11:00 de la noche y a las 11:24 se recibió una llamada al 911 reportando los disparos.

El muerto es descrito como un joven muy trabajador y que practicaba el baloncesto, su deporte favorito para el que tenía excelentes habilidades.

Su madre, Milady Jiménez, dijo que “Dios lo perdone”, en referencia al tirador. “Me quitaron a mi pedazo de alma”, añadió entre incontenibles sollozos.

El homicidio de Jiménez, está movilizando a la comunidad dominicana y otras etnias, que denuncian y rechazan la recurrente violencia que se verifica en el vecindario de Mount Eden, que sumó la muerte de Jiménez a sus trágicas estadísticas en lo que va de año.