19 de octubre de 2016

Piden destitución de presidente Haití por permitir soldados dominicanos

El máximo tribunal de justicia de Haití (Corte de Casación) emitió ayer una resolución en la que solicita la destitución del presidente interino Jocelerme Privert por haber permitido “la presencia de tropas dominicanas en territorio haitiano”, según reporta este miércoles la prensa matutina de la República Dominicana.

El periódico Listín Diario, el mas antiguo del país, informa que dicho tribunal indico que su decisión busca “salvaguardar la soberanía nacional”, la cual supuestamente ha sido puesta en peligro por Privert.

La Corte asimismo acusa a este último de realizar “maniobras tendentes a prolongar sus días en el poder” y de poner en peligro a la democracia haitiana alentando la convocatoria a comicios en la actuales condiciones de emergencia que vive el país.

Privert defendió el pasado fin de semana el derecho que asiste a República Dominicana a proteger sus equipos desplegados en Haití como parte de la ayuda ofrecida a miles de damnificados del huracán “Matthew”, y criticó a sectores que cuestionan la presencia de militares dominicanos en su país, pese a las debilidades que tiene el Estado haitiano para asistir a sus propios ciudadanos.


“El presidente Privert no se ha molestado en favorecer la salida de suelo nacional de las fuerzas armadas dominicanas bajo la cobertura de la ayuda a los damnificados del ciclón. Tales delitos cometidos por un jefe de Estado, por un Primer Ministro, y por sus ministros, son susceptibles de sanciones por parte del alto tribunal de justicia”, señaló la Corte en un comunicado difundido horas antes de dar a conocer la resolución que pide la salida del gobernante, de acuerdo al Listin Diario.

La resolución apela al artículo 149 de la Constitución haitiana que establece que si el cargo de Presidente de la República quede vacante por cualquier motivo, el titular de la Corte de Casación deberá asumir temporalmente sus funciones tras la convocatoria de la Asamblea Nacional convocada por parte del Primer Ministro.

La misma está firmada por el presidente de ese alto tribunal, Jules Cantave, y por sus otros cinco integrantes.