15 de octubre de 2016

Mira cuantos pagarás por enviar arroz y aceite en tanques desde Nueva York

Para sacrificar más a los dominicanos en el exterior, especialmente los que radican en Estados Unidos, las embarcadoras radicadas en esta ciudad, han aumentado $10 y $5 dólares a los sacos de arroz de 50 libras y al aceite de 2½ galones, los que antes no se gravaban para transferir a los clientes el impuesto de la Dirección General de Aduanas (DGA).

La información sobre los nuevos cargos económicos a los envíos que benefician directamente a miles de dominicanos pobres en la República Dominicana, con familiares en Estados Unidos, por personal de varias embarcadoras con los que habló este reportero.

En Salcedo Cargo Express con sede en El Bronx, se dijo que ciertamente se está cobrando el cargo, debido al impuesto de la DGA, que ha aumentado los costos de los furgones y puesto restricciones a esos dos

productos en específico.

“Los que están enviando sacos de arroz de 50 libras, tienen que pagar $10 dólares y $5 por al aceite”, dijo una operadora de esa empresa.

En la embarcadora Costambar, el costo es el mismo y también desde allí dijeron que se debe al gravamen de aduanas. Además del nuevo cargos a los comestibles, las restricciones están generando largos atrasos en retirar los furgones de los puertos y por ende, la entrega a los clientes, la mayoría de los cuales pagan por adelantado en Nueva York, entre $75 y $80 dólares por una caja y entre $135 a $150 por un tanque, dependiendo de las tarifas de las embarcadoras.

Este reportero envió en agosto un tanque y una caja con comida y artículos para el hogar, que no califican paran ser gravados, pero la entrega se tomó un mes y días, a través de “Bandera Shipping” que tiene oficinas y almacén en la avenida Amsterdam y la calle 173 en el Alto Manhattan.

El director de la DGA, alegó en agosto, que muchas de las restricciones, se deben a que remitentes de tanques y cajas, han estado enviando armas de fuego, balas y dinero en efectivo, camuflados y mezclados con los comestibles y ropas, pero el alegato es desestimado por la mayoría de las mudanceras, quienes sostienen que los dispositivos de seguridad para enfrentar el contrabando, no tienen nada que ver con los impuestos que se han aumentado a esos embases.

En “Bandera Shipping”, propiedad de Amelio Cabrera y son sede en Villa González en la República Dominicana, la gerente de turno, explicó que algunos de los costos aduanales son cubiertos por esa empresa, pero que decidieron no seguir llevando al país caribeño arroz y aceite.

Los retrasos, contribuyen a que muchos comestibles lleguen dañados por la acumulación de calor en lo tanques que son plásticas y las cajas de cartón.

Mientras esas entregas llegan a los hogares de la República Dominicana, los remitentes, tienen que seguir asumiendo la carga de comprar comida diariamente en los supermercados, lo que también duplica o triplica el gasto que deben hacer.

Por Miguel Cruz Tejada