3 de octubre de 2016

Lissette Selman figura de mayor honestidad de TV

Imagen durante 20 años de Telecentro, canal 13, se le ve junto a su inseparable compañero Miguel Susana, en una nueva etapa de la planta televisora ahora regenteada por Juan Ramón Gómez Díaz, a continuar con su labor en el espacio informativo “Noticentro”, en la tanda estelar de 9:00 a 10:00 de la noche.

Su regreso lo define como una nueva etapa en un canal en donde echó raíces. “Es como volver a casa, pero con nuevo impulso para crecer en el mismo canal, que tiene por delante una oportunidad de oro”, dijo para LISTÍN DIARIO.



Junto al equipo de producción, que componen Ulises Jiménez en la dirección de prensa y Roselyn Sánchez, Lissette da apoyo al espacio porque cuida que exista una calidad en donde involucra su imagen.

Su experiencia la convierten en una conocedora del comportamiento de los medios de comunicación, así que está segura que Telecentro será en un canal competitivo y de gran audiencia. Auguró una posición cimera para el canal, si en este proceso de estructuración de contenidos e incorporación de talentos se mantiene el norte hacia el público que se quiere captar.

“Creo que el mayor desafío para Telecentro es lograr estructurar una programación distinta a la de sus canales hermanos, esencialmente Telemicro -que cuenta con el mayor rating en el gusto popular- con talentos y contenidos que le permitan captar esa otra parte de la audiencia ávida de una televisión distinta. 


El público espera variedades, opiniones, cultura, investigación, información, todo a otro nivel. Y entiendo que esa es la meta, a partir de nuestras conversaciones con Gómez Díaz, que está dispuesto a lograrlo”, aseguró.

Imagen


Ser una de las caras de “Noticentro” la convierten, junto a Susana, en la imagen de mayor atracción de Telecentro, y es que los programas informativos continúan siendo los de mayor audiencia de la televisión local. 

“Culturalmente hablando, nuestro país vive de, por y para la información; y es que, más allá de estar enterada, la gente también busca la noticia porque se involucra en los hechos, opina, cuestiona, a veces hasta sin tener todos los datos, sigue rumores, crea teorías y yo diría que entonces completa con los informativos”.

Así que no vacila en exponer que el atractivo de “Noticentro” para competir debe basarse en la objetividad y la variedad. 

“Por encima de cualquier cosa la objetividad que lleva a la credibilidad, porque en Noticentro no opinamos, sino que hacemos que el televidente se forje su propia opinión; y por otro lado la variedad en el contenido, generando noticia en cualquier área, no solo relatándola. Y es que un buen periodismo incluye construir historias a partir de realidades que nadie más ve”.

Consciente, también, de que la televisión informativa cada vez carece de credibilidad, Lissette entiende que la mejor carta de presentación son los hechos que componen la vida de cada quien. 

 “La credibilidad no es un bien que se compra, se vive y se trabaja cada minuto manteniendo firme la moral. Cuando una voz se alza o se apaga a cambio de favores económicos o intangibles, de popularidad malsana, no puede tener credibilidad y, por tanto, tampoco respeto”.

Entiende que una manera de combatir esta situación es depurando personas y contenidos en los medios, “No haciéndonos eco de las informaciones manipuladas, ignorando a esas fuentes. Darles cabida es alimentarlas y hacer crecer monstruos capaces de destruir reputaciones, de sacudir a la sociedad”.

Lissette se destaca por su credibilidad y brilla por la prudencia y sensatez.


“Me apena la pérdida de dignidad en los medios”
En más de tres décadas que lleva en la televisión, una de las situaciones que han dejado a Lissette Selman sorprendida y apenada es la pérdidad de la dignidad en los medios.

Aunque no se refirió a ningún caso específico se preguntó “¿Cuántos perfiles públicos íntegros podrías enumerar con los dedos de tus manos? ¿Cuántos contenidos veraces y no manipulados podrías contar? Creo que te sobrarían muchos de tus diez dedos.”


En su andar por los medios ha preferido el camino de la enseñanza y la preparación a gente interesadas en la profesión. En cada expresión trata de dejar una enseñanza, y su experiencia junto a Miguel Susana la muestra como un jemplo de respeto y humildad, en la que han mantenido una disposición de aprender y construir juntos. 

Lissete también se refirió a los factores que le hizo falta la televisión ante la deficiencia que presenta en algunos aspectos.

¿Cree usted que la televisión de este tiempo es peor que la de 20 años atrás?
Depende a cuál aspecto te refieras; generalizando (porque no se puede igualar todos los espacios) en materia de contenido de producción local, la televisión de este tiempo podría ser más digna, no me cabe duda.

Se habla de que nuestra televisión tiene grandes deficiencias ¿Qué hizo falta?
Tres factores fundamentales: criterio, formación, creatividad.

¿Cómo se camina en los medios de comunicación cuando el formato que prevalece y que es valorado por el público popular es muy diferente al suyo?

Con la mirada al frente y sin transigir en los principios que me distinguen y creo merece la teleaudiencia, eso hace precisamente la diferencia; la ventaja es que no solo he logrado conectar con la otra parte del público que valora este estilo, sino también con el público popular como dices, circunstancia que valoro, agradezco y no se da al revés. Si no fuera así no habría permanecido vigente por más de 30 años.

¿Cuál ha sido el gran aporte de la televisión dominicana a la sociedad?
Me ha costado pensarloÖ Sin embargo, creo que información y diversión han hecho su papel.

Te ha tocado vivir el cambio de la era de la tecnología y las redes sociales ¿Cómo asumiste el reto? ¿Te atrapó el vicio y la exposición en las redes sociales?

Siempre me he insertado en la filosofía del cambio según los tiempos, la vida es dinámica y trato de nutrirme de todo lo bueno que trae con ella, echando a un lado lo que daña o no tiene sentido. 

La tecnología, bien utilizada ¡es maravillosa! ¿Sabes el encanto que tiene conectarte con el mundo, generar amigos, compartir y recibir contenidos que inspiren, transformen, y al mismo tiempo poder difundir tu quehacer? Eso no tiene parangón. Sin embargo, sigo prefiriendo tomarme un café cara a cara y el encanto de una conversación interesante mirando a los ojos.

¿Ve saludable para un comunicador tanta sobreexposición en las redes sociales?
Equilibrio para mi es una palabra mágica que implica un concepto que resguarda. Mi madre me decía lo beneficioso de dejar siempre buen sabor a boca; se refería a no saturar con nada ni a nadie, sino lograr que la gente quisiera un poco más de tu compañía. Definitivamente si, la sobreexposición no es beneficiosa.

¿Piensa usted que exista la prostitución en la televisión?

¡Por supuesto! Y no creo que haya necesidad de ampliar.

¿Que nos cuenta de su compañero Miguel Susana?
Miguel y yo somos hermanos; con una sintonía en valores, logramos generar una empatía que trasciende nuestra imagen en pantalla a un punto tal que la gente la percibe y no nos imagina separados, otro de los valores que captó el Sr. Gómez Díaz al contratarnos para seguir siendo la imagen de Noticentro.

Nota de Inmaculada Cruz Hierro