9 de octubre de 2016

Le piden a Donald Trump que retire su candidatura y hasta su esposa, Melania, lo critica

Un vídeo donde el candidato republicano Donald Trump usa lenguaje lascivo y vulgar para referirse a las mujeres ha suscitado una reacción en cadena, con críticas tanto dentro de su hogar como dentro de su partido, donde numerosos políticos le han pedido que renuncie a sus aspiraciones presidenciales.

Al menos 30 legisladores republicanos dijeron públicamente que los votantes no deberían respaldar a Trump.
Y hasta la esposa del aspirante republicano, Melania, emitió un comunicado tibiamente crítico.

Ambos llevaban algunos meses casados cuando se hizo la grabación que desató el escándalo. Algunos medios, como The Huffington Post, reportaron que cuando se produjo el incidente -alrededor de septiembre de 2005, Melania estaba embarazada. El único hijo de la pareja nació en marzo de 2006.

"Las palabras que mi marido usó son inaceptables y ofensivas para mí. Esto no representa al hombre que conozco. Él tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte sus disculpas, como yo, y se centre en los problemas importantes que enfrentan nuestra nación y el mundo", señaló.

En la arena política las reacciones fueron más airadas.

Los últimos en retirarle su apoyo a Trump han sido el ex candidato presidencial republicano John McCain y la ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

McCain dijo que los comentarios de Trump "hacen que sea imposible continuar ofreciendo un apoyo aún condicionada a su candidatura", mientras que Rice dijo: "Basta, Donald Trump no debería ser presidente. Él se debería retirar".

John Thune, senador de Dakota del Sur y tercer republicano de más rango en el Senado, declaró a través de su cuenta de Twitter: "Donald Trump debe retirarse y Mike Pence debe ser nuestro candidato inmediatamente".

En mayo, Thune había dicho que Trump era un candidato necesario para el "cambio".

Dennis Daugaard, gobernador del estado, se unió a Thune. "Ya es suficiente. Donald Trump debería retirarse a favor del gobernador Mike Pence. Esta elección es demasiado importante ", señaló.

Pence, compañero de fórmula de Trump, se distanció de él, sin llegar a más: "No justifico sus comentarios y no puedo defenderlos. Agradezco que haya expresado su arrepentimiento", afirmó.

"Oramos por su familia y esperamos con interés la oportunidad que tiene para mostrar lo que está en su corazón cuando vaya ante la nación mañana en la noche", dijo refiriéndose al segundo debate presidencial, previsto para este domingo en la Universidad de Washington.

Aunque Trump se disculpó por sus palabras, dijo enfáticamente que no se retirará de la carrera presidencial.

Y si bien no compareció en un evento de campaña con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan -quien le retiró la invitación- fue vitoreado por partidarios este sábado a la salida de las Torres Trump de Nueva York.