4 de octubre de 2016

Huracan Matthew uno de los más poderosos de la última década azota el Caribe

Los expertos meteorológicos no logran predecir con certeza la ruta exacta del Matthew, pero vaticinan que alcanzará Bahamas entre la noche del martes y el miércoles, advierte el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC, por sus siglas en inglés). 

Asimismo se ha emitido una alerta de tormenta tropical en la República Dominicana, donde también se llevaron a cabo evacuaciones.

El NHC sugiere que los efectos del Matthew se notarán en Florida al igual que en otras partes de la costa oriental de EE.UU. los próximos 8 y 9 de octubre, aunque estima que es demasiado pronto para conocer con certeza si se dará esa circunstancia.

El huracán de categoría 4 ha comenzado a golpear el suroeste de Haití este martes, al llevar al país caribeño fuertes lluvias, viento y mareas ciclónicas. Los efectos del fenómeno natural que se ha desplazado a unos 230 kilómetros por hora se sintieron en las zonas costeras, donde muchas localidades han quedado parcialmente inundadas; entre ellas, Anse-d'Hainault, Tiburon, Les Cayes, Boucan, Chardonniere, Les Irois, Dame-Marie y Les Anglais, según reporta el portal HaitiLibre.

Este lunes una mujer residente en la ciudad costera de Port-Salut murió al no ser capaz de salir de su casa para recibir la asistencia médica; el pasado viernes un pescador perdió la vida en el sur del país y una persona desapareció en el mar, indica AFP. Las autoridades locales señalan que más de 6.400 personas han sido evacuadas a refugios temporales.
El Caribe en alerta

El huracán Matthew también ha provocado inundaciones en Jamaica. El jefe del Servicio Meteorológico del país, Evan Thompson, advirtió este lunes sobre el peligro de que se produzcan fuertes lluvias y señaló que un huracán tan poderoso "es capaz de provocar daños catastróficos". Tanto en Jamaica como en Haití las autoridades cerraron los principales aeropuertos, señala Reuters. La trayectoria actual del Matthew representa una inminente amenaza para Cuba, donde 316.000 personas han sido evacuadas en la parte oriental de la isla.

Considerado ya el huracán más poderoso en el Atlántico desde 2007, también ha golpeado las costas de Colombia causando inundaciones, deslizamientos de tierra y daños materiales. Las adversas condiciones climáticas afectaron a numerosas familias y se cobraron la vida de dos personas, informa una emisora de radio local. Entre las víctimas se cuenta un adolescente de San Vicente y las Granadinas que murió el pasado 28 de septiembre, cuando el torbellino atravesó el país.