23 de octubre de 2016

Consternación en San Cristóbal por asesinato de hombre y una mujer

Juana nunca pensó que involucrarse en la compra del apartamento de una de sus hijas mellizas, fuera motivo para que el hombre con quien convivió por 30 años, le arrebatara la vida en el parqueo de una plaza comercial en esta provincia.

El hecho ocurrió en momentos en que Juana (Nena) Payano Rivera, de 60 años de edad, se desmontaba del vehículo de Edwin Rafael Pérez (El Mello), con quien había ido a una tienda a retirar un dinero para pagar los trabajos que había que hacerle al apartamento recién adquirido.

Cuentan los testigos que desde que ella abrió la puerta de la yipeta y se dispuso a bajar, fue encañonada por su exesposo, el exsargento de la Policía Nacional, Domingo Báez Puello, de 65 años, quien ignoró que ésta se le arrodilló pidiendo clemencia para que no la matara y le pegó varios tiros en la cabeza.

“En ese momento El Mello aceleró para salir del lugar, pero su paso fue bloqueado por un vehículo que entraba y fue entonces cuando el ex policía se colocó del lado del conductor y terminó de vaciar el arma en su cuerpo”, informó una persona que pidió reserva de su nombre.

De acuerdo a versiones de los familiares de Nena, Domingo Báez Puello había sido encomendado por la hija de ambos para que se encargara de corregir algunos problemitas que tenía el apartamento, pero se cansó de esperar que éste lo hiciera. “Entonces ella que vive fuera del país, habló con la madre para que pasara esa responsabilidad al vendedor del inmueble y éste aceptó, situación que despertó ira y terminó con la vida de ambos”, narró.


Las víctimas fueron llevadas gravemente heridas al hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, donde recibieron atenciones, pero fallecieron minutos después.

Mientras que Báez Puello se encuentra detenido en el destacamento policial de aquí para someterlo a la justicia.

El asesinato de Nena y de El Mello provocó consternación entre las personas que vieron la forma en que fue asesinados a quemarropa. Miembros de la Policía acordonaron el lugar y tomaron las evidencias necesarias para iniciar las investigaciones del hecho.

NO HABÍA AMBULANCIA DISPOPIBLE EN EL LUGAR

Tratando de salvar la vida de las víctimas, una persona se ofreció a llevarla en la parte posterior de una camioneta al hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal. No fue posible conseguir una ambulancia de emergencia para trasladarlos en mejores condiciones al centro asitencial.

Nota de Adriana Peguero
Via listindiario