28 de septiembre de 2016

Raymond Pozo: “el que quiere llegar no piensa en dinero”

Los altos niveles de calidad demostrados por Raymond Pozo en la televisión, en sus shows en vivo y en el cine lo han convertido en una de las principales figuras del espectáculo dominicano, pero nada ha logrado que pierda su humildad ni que olvide sus orígenes ni su compromiso con su familia ni su fe cristiana.

Nos sentamos con él a mirar para atrás y también para adelante…

Raymond, ¿cómo evalúas lo que ha pasado contigo hasta este momento en tu carrera, ¿tú te soñaste a este nivel?
(Rísa) Noo, nunca! Si recuerdo tanta oportunidad que me dio Yaqui Núñez Del Risco en aquellos momentos, (En Hora Buena) considero que desde ese tiempo para acá, que Yaqui fue un visionario en ese sentido.

¿Cómo tú le llegaste a Yaqui?
Bueno porque, recuérdate que el que tiene sed es quien busca el agua, yo toque todas las puertas, por eso es que tengo la cara ancha, fue de las puertas que me cerraron en la cara (jajajajaja) pero toque todas las puertas en donde yo pensé que se me podía dar la oportunidad y Dios me abrió muchas.

En ese momento, tú estabas buscando una oportunidad, pero tú no sabías ni para qué. Tú querías estar ahí, pero no sabías hasta donde se podía llegar…
La diferencia de los que nacemos artistas, es que cuando buscamos una oportunidad en lo que menos pensamos es en dinero y fama, las cosas llegan porque es un automático, pero uno lo que buscaba era la oportunidad de poder hacer lo que le gusta y Dios bendice a uno cuando ve los corazones desprendidos.

¿Y cómo tú te recuerdas en San Cristóbal, cuando tú eras muchacho bregando con este caudal de palabras que querían salir de tu boca?
No yo me recuerdo desde antes, del campo de Jamey donde yo nací, recuerdo la necesidad económica matando, imagínate mi papa y mi mama tuvieron 10 hijos y ninguno trabajabamos, nada más porque Dios es grande, Dios respalda -si él puso a esa dos gente hacer esos muchachos es porque él iba a respaldar- y recuerdo que nosotros vivíamos- mi papa de la albañilería y mi mama no trabajaba- y que a nosotros nos inscribieron en la escuela fue por parte, mi papa entresaco disque los más inteligentes, porque era escuela pública pero había que gastar en uniforme y no había para todos y yo no fui entre los más inteligentes, no me tocó en la primera parte, me tocó en otra ocasión y siempre fui muy mal estudiante, ¡el peor!, tú sabes que hay un cable que va desde el estómago al cerebro y si no está conectado no funciona bien jajajaja por más que yo quisiera, pero Dios me dio una gracia para caerle bien a los profesores y a los compañeros del curso, la vena artística salió desde temprano.

¿Y tú te la pasabas haciendo chiste?
A veces sí, hacía muchos chistes en la escuela. La necesidad económica nunca fue un stop para yo desarrollar lo que siento por dentro, el artista nace, uno no tiene que ver con lo que te rodea, uno explota.

¿Qué les dices a los muchachos de cualquier parte del país que puedan leer lo que tú piensas, hasta donde haz llegado y de dónde vienes?
Que nadie pare de soñar y que recuerde que nosotros somos dueños del talento, somos administradores de un talento que es Dios quien lo pone y tenemos que cultivarlo con la obediencia primero para poder lograr éxito.

Generalmente la gente que es del medio o hasta lo que no son del medio, cuando encuentran  y descubren el gran poder de Dios, cuando lo descubre dentro de sí y lo proclama, es porque ha vivido situaciones que lo llevan ahí pero, ¿qué te llevo a ti al evangelio?
No siempre, primero yo soy hijo de familia cristiana, pero eso es una promoción que hay de que por ejemplo cuando tú vas a testificar de tu encuentro con Jesucristo tú tienes que llorar y que todo el mundo llore, no yo lo hago por alegría, porque reconozco en él lo que hizo, no solo que me ha dado, sino de lo que me ha librado en este medio donde nosotros hemos crecido y nos hemos desenvuelto, porque yo entre a la farándula y a la televisión siendo muy jovencito, y Dios me ha librado, me ha permitido estar en el medio y mantener mi apego a mi familia, a mis amigos y a lo que soy, a mi origen y a mis valores sobretodo.

¿Qué te dieron tu mamá y tu papá, a pesar de la pobreza?
Todo el amor, que con eso se apagaron todas las necesidades que pudieran haber económicas y de lo que sea, un amor incomparable como no aparecerá nunca más, amor, respeto, confianza, buenos consejos, buenas enseñanzas, imagínate, las cosas que no se compran con dinero, eso me dieron ellos.

¿Y esa base te ayudo a fluir en este medio sin dejarte contaminar, ¿fuiste tentado?
Jajajaja a diario, tú sabes que este medio te ofrece todas las tentaciones, la que menos la gente se puede imaginar se la ofrecen, claro que si he sido tentado tanto aquí como fuera del país, con ofertas que no vale la pena uno arriesgar todo lo que ha logrado por un ratico que uno cree que es de felicidad.

¿Qué le da la felicidad a Raymond?
Ver mis hijos felices, ver personas que sean el blanco para poder proyectar el amor de Dios, de poder ver personas que utilizan el medio (pudiendo utilizarlo para otra cosa) lo utilizan para proyectar los valores, eso me apasiona, me da mucha felicidad.

¿Qué te preocupa de vista a la sociedad de hoy y el futuro de tus hijos?
Mira, no me preocupa muchas cosas porque el que sabe lo que siembra no le teme a la cosecha, yo sé que mis hijos y mi generación está protegida por el amor de Jesucristo, si me preocupa de la sociedad que el sistema tiene más fuerza que los verdaderos valores y que tenemos que levantarnos las personas que reconocemos el verdadero valor y poder proyectarlo en lo que hacemos.

¿Cuándo nació Tubérculo Gourmet, que tú pensabas?
Tubérculo Gourmet, todo lo que yo digo de comida fue lo que nunca tuve, eso era lo que yo quise haber comido y nunca tuve la oportunidad por eso ahora aunque sea hablando lo digo, con gusto porque yo me crie en una familia en la que mi mama cocinaba por si pasaba gente, que era comida como que era para una finca de gente, entonces a mí me gusta mucho que sobre la comida, es decir que todo el que tenga hambre tenga alcance y pueda comer…

Raymond Pozo hace una mutual de película con Miguel Céspedes, con él hace cine, TV y presentaciones en el país y en otros escenarios del mundo.

Nota de Marivell Contreras