6 de septiembre de 2016

Lluvias provocan inundaciones en la Capital

Las fuertes lluvias que afectan República Dominicana debido a una onda tropical y un sistema de baja presión han provocado inundaciones de viviendas y anegado calles y avenidas en distintos sectores del Gran Santo Domingo.

Los prolongados y constantes aguaceros comenzaron pasada las 12:30 de la tarde en algunos sectores del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, extendiéndose a otras poblaciones, principalmente en la región Este del país.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), dijo que la onda tropical ubicada sobre el país, asociada a un sistema de baja presión con su mayor actividad nubosa en el mar Caribe, continuará generando aguaceros moderados a fuertes, tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento, especialmente hacia los poblados de las regiones norte, noreste, sureste, suroeste y la cordillera Central.

Expresó que debido a que se esperan importantes acumulados de lluvias por la onda tropical, se mantiene un alerta meteorológica por inundaciones repentinas y urbanas para las zonas de altos riesgo en las provincias: La Altagracia, La Romana, El Seibo, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, Monte Plata, El Gran Santo Domingo, Duarte, San Cristóbal y Peravia.

Indicó que para este miércoles de acuerdo a los análisis meteorológicos más recientes, la onda tropical estará en la porción oriental de Cuba alejándose de nuestro territorio, sin embargo, continuarán ocurriendo aguaceros, tormentas eléctricas y aisladas ráfagas de viento, especialmente hacia las regiones noreste, sureste, suroeste, la cordillera Central y zona fronteriza, producto de la humedad e inestabilidad que permanecerá sobre el país y la incidencia del viento del este/sureste.

Se mantiene la recomendación para que las frágiles, pequeñas y medianas embarcaciones que ejercen sus actividades en la costa Atlántica y bahía de Samaná naveguen con precaución cerca del perímetro costero y no aventurarse mar adentro por olas anormales; mientras que en la caribeña y Canal de la Mona deben continuar en puerto.