14 de septiembre de 2016

Dominicana demanda a a Miami-Dade por 5 millones de dólares

Una mujer dominicana que fue detenida al llegar a Miami en 2013 y por error fue recluida en una prisión para criminales masculinos va a demandar por USD 5 millones al condado de Miami-Dade.

La afectada, identificada como Veloz Fior de Pichardo, fue entrevistada por NBC en Bonao, en el centro de República Dominicana, y aseguró que pensó que esa noche iba a morir.

En la entrevista exclusiva, la madre de tres hijos relató las casi 24 horas que pasó en el centro correccional de Miami-Dade hasta que las autoridades reconocieron el errorcometido con ella.
Ese error "me cambió la vida", dijo con lágrimas en los ojos la abogada, conocida en medios dominicanos como Fiordaliza Pichardo, quien desde entonces ha tenido que probar que es mujer y soportar el "morbo" que ha generado su caso.


Pichardo, una abogada dedicada a la política que cuando fue detenida era regidora de Bonao por el Partido Reformista Social Cristiano, dijo con lágrimas en los ojos que cuando el policía la llevó a su celda, le deseó buena suerte en español y le dijo que esperaba verla con vida al día siguiente.

Los hechos sucedieron el 4 de noviembre de 2013. Pichardo llegó a Miami para conocer a su nieta recién nacida y fue detenida por una orden relacionada con un caso de drogas que ella pensaba que había prescrito.

Una enfermera que la revisó dictaminó que tenía órganos genitales masculinos y había nacido varón, por lo que la mandaron a un centro de reclusión para hombres. Al día siguiente, fue revisada de nuevo y el error se subsanó.

Pichardo quedó en libertad tras pagar una fianza. Según se informó en 2013, su detención se produjo por una orden de arresto en su contra de 1988, cuando no se presentó a la corte en fecha 6 de septiembre de ese mismo año y desapareció, convirtiéndose en prófuga de la justicia norteamericana. "Me hicieron quitar la ropa muchas veces y me preguntaron por qué lo había hecho (la supuesta operación de cambio de sexo)", recordó.

En la entrevista la acompañó David Kubiliun, uno de los abogados que la representará en la demanda contra el condado de Miami-Dade y el Departamento de Prisiones. El abogado aseguró previamente que su defendida estuvo "en extremo peligro" y pensó que sería violada.