18 de agosto de 2016

“Yo espero que no sea mi hija” -Madre de Carla: Por hallazgo de cadaver

La desesperante angustia que acompañó a los residentes del sector Los García, en Pedro Brand, por la desaparición de la niña Carla Massiel Cabrera hace más de un año, se transformó en una triste resignación ante el aparente hallazgo de sus restos.

Aunque los investigadores de la Policía Nacional no confirmaron ayer la veracidad de las informaciones, entre los vecinos de la menor se mueve el rumor de que los restos de la niña habrían sido exhumados en un lugar próximo a una mina del sector, a varios metros de la iglesia donde los familiares vieron a Carla por última vez el 25 de junio de 2015.

Carla asistió a un culto en una iglesia evangélica, al que acudió junto a su hermana gemela Perla Massiel y, de repente, desapareció.

La presencia de los policías en el sector el pasado martes, y el cerco que montaron a la entrada de una zona boscosa, donde los dueños de los terrenos pastorean caballos, les sorprendió, pero la información de que justo allí se encontraba el cadáver de la menor, los llevó al estupor.

“Nosotros estuvimos buscando esa niña en todas partes, caminamos por todos esos terrenos, y nunca vimos nada, no encontramos nada. Que ahora digan que estuvo ahí enterrada, nos entristece, nos llena de dolor”, comenta Bladimir José, dueño de la parcela por donde los investigadores acudieron a recuperar el cadáver. Allí los habría encaminado una de dos personas detenidas por la desaparición, quien supuestamente declaró que el móvil del crimen fue para extraerle los órganos y venderlos a una clínica de Santo Domingo Este.

Consultado al respecto, el Ministerio de Salud Pública informó que hasta ayer, las autoridades policiales y fiscales no le habían notificado nada.

La Policía, en su acostumbrada rueda de prensa, se limitó a decir que remitieron al Instituto Nacional de Patología Forense la osamenta que fue encontrada en unos matorrales del paraje Los García de la sección La Guáyiga, del kilómetro 22 de la Autopista Duarte, para fines de identificación. Nelson Rosario, al leer un documento ante los periodistas, indicó que están profundizando las investigaciones para determinar las personas involucradas en el hecho, y proceder en consecuencia, aclarando que las demás versiones vertidas no cuentan con el aval, ni de la Policía ni del Ministerio Público.

Sin embargo, Jairis Ceballos, vecina de Diolandita Cabrera, la madre de Carla, asume como cierta la versión del hallazgo y, desde ya, trata de proteger a su hermanita de unos 10 años, prohibiéndole que salga sola, incluso, al colmado. “Esto es muy conmovedor. Yo siempre tuve la esperanza de que estuviera viva. Es muy triste. Sobre todo por la razón por la que la mataron”, se lamenta. Como ella, Coraima Elisabeth se siente asustada. “Uno ni lo creía. Que apareciera aquí en el mismo sector ha dejado a uno que... yo misma estoy exhausta, tensa. Imagínese que uno tiene niños pequeños que salen al parque al jugar”.

La tristeza también embarga a Viterbo Solano Araújo y a Ivelisse Urbáez, dos vecinos cercanos de Diolandita. “Eso es algo que nos duele a todos, pues somos todos vecinos, y como le pasó a ella le puede suceder a cualquiera. Tenemos que estar con mil ojos sobre los hijos de uno”, manifestó Solano.

Ivelisse no conoció personalmente a la niña, pues lleva poco tiempo viviendo en el lugar, sin embargo, le ha “dado tanta mente” a su desaparición que hasta se soñó con ella. “Yo como madre te puedo decir que eso duele bastante,”.

De Diolandita, la madre de Carla y Perla Massiel y de su hermanito Ángel Gabriel, no saben nada. Desde el martes, la mujer se la ha pasado fuera del sector, haciendo gestiones con los investigadores. Vía telefónica únicamente atinó a decir a DL: “Yo sólo espero que no sea mi hija”. Pero los investigadores no le confirman ni niegan nada, lo que la mantiene llena de dolor ante la posible muerte, pero con la incertidumbre de que el resultado sea otro, y que su niña esté viva.

El Instituto Nacional de Patología Forense realiza las pruebas para determinar que los restos corresponden a Carla Massiel, y no puede confirmar nada hasta que no tengan un informe a mano, se comunicó.


Fuente diariolibre