13 de agosto de 2016

Pro-consumidor se querella contra supermercado en San Francisco de Macorís

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro-consumidor) interpuso hoy formal querella ante el Ministerio Público de aquí contra el propietario del supermercado Juan de este municipio, por el presunto secuestro y maltratado a varios inspectores de esa institución.

La querella fue recibida por el fiscal titular del distrito judicial de San Francisco de Macorís, Reggie Victoria, después de la 1:00 de esta tarde.

Al recibir la acusación, el magistrado Victoria expresó que le dará curso a las acusaciones que realizó Pro-consumidor.

Una de las solicitudes que le hacen al Ministerio Público, es el cierre del negocio, el cual está ubicado en la avenida Caonabo número 146.

Según la entidad defensora de los derechos de los consumidores, en ese establecimiento comercial se encontraron mercancías vencidas, alimentos y pañales roídos por ratas, entre otras irregularidades que atentan contra la salud de los consumidores.

Juan Paulino, propietario del local comercial, aseguró que el expediente de Pro-consumidor solo busca hacerle daño.

Paulino aclaró que no secuestró a los inspectores de la entidad defensora de los derechos de los consumidores, sino que cerró las puertas para evitar que le desmantelaran las etiquetas que están en inglés.

Para aclarar la situación, el empresario pidió a las autoridades revisar las cámaras de seguridad que tiene en su negocio.

Sobre la denuncia de que en ese establecimiento comercial se encontraron mercancías vencidas, alimentos y pañales roídos por ratas, entre otras irregularidades, Juan Paulino pidió a Anina Marcelina del Castillo, directora del organismo oficial, que “venga personalmente a mi negocio para que se percate de que eso no es cierto”.