31 de agosto de 2016

Los perros entienden lo que decimos y cómo lo decimos pero ¿como lo hacen?

Investigadores escanearon los cerebros de perros para ver cómo procesaban las órdenes de sus entrenadores y descubrieron que, además de la entonación, eran capaces de procesar palabras.

La ciencia parece haber logrado demostrar una sospecha que tienen aquellos que conviven con perros: estos animales entienden qué y cómo se le dicen las cosas.

Esa es la conclusión a la que llegaron expertos de la Universidad Eötvös Loránd de Budapest, en Hungría, que sometieron a perros a escaneos cerebrales mientras recibían órdenes de sus entrenadores.

El objetivo de la investigación, publicada en la revista Science, era determinar qué partes del cerebro usan y qué comprenden del lenguaje humano.

"Los humanos amamos hablar con los perros todo el tiempo", dijo el investigador principal del estudio, el especialista en comportamiento animal Attila Andics, a la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

"Pero existe poca información sobre qué sacan los perros de todo eso, cómo interpretan nuestras palabras. ¿Sólo procesan el tono de nuestras palabras o también el vocabulario?".
Como los humanos

Lo que descubrieron es que los perros procesan la entonación con el hemisferio derecho y las palabras con el hemisferio izquierdo. Es decir, igual que los seres humanos.

Por si esto fuera poco, lograron determinar que, más allá de la entonación, los perros reconocen palabras concretas usadas de forma frecuente por sus entrenadores.

No obstante, observando la zona de recompensa del cerebro descubrieron que la respuesta de los animales era mayor cuando los elogios iban acompañados de un tono positivo.

De acuerdo con Andics, esto quiere decir que los perros "no sólo separan lo que decimos de cómo lo decimos, sino que además pueden combinar los dos para interpretar correctamente qué significan esas palabras".

Los 13 perros estudiados fueron entrenados para quedarse inmóviles por 7 minutos mientras escuchaban a sus entrenadores mediante auriculares y se llevaba a cabo el procedimiento de escaneo llamado imagen por resonancia magnética funcional.






Debido a lo reducido de la muestra, los investigadores húngaros continuarán analizando el entendimiento de los perros.

Fuente BBC