22 de julio de 2016

Una falla oculta podría provocar un devastador terremoto en Bangladesh

La destrucción potencial sería mucho peor que en Haití. 

Un terremoto de magnitud 8.0 (que es ligeramente menor que el potencial que este falla podría desencadenar) es 32 veces más fuerte que un terremoto de 7,0 grados.

Los ríos Ganges y Brahmaputra son realmente importantes para cientos de millones de personas que viven en la India y Bangladesh. Pero los millones de toneladas de sedimentos que se acumulan en la región del delta de estos ríos, una gran parte de Bangladesh, podrían estar ocultando el mayor desastre natural que esta región haya visto nunca.

Según una investigación publicada recientemente por un equipo de científicos dirigido por Michael Steckler, de la Universidad de Columbia, bajo los kilómetros de sedimentos se encuentra una falla cargada y lista para desencadenar un terremoto de hasta 9,0 grados de magnitud en una de las regiones más densamente pobladas del mundo.

Estas enormes fallas ocurren en las zonas de subducción, donde las placas tectónicas de la Tierra están chocando entre sí y una se introduce debajo de la otra. 

Estos movimientos producen los terremotos más grandes, alcanzando y superando incluso la magnitud de 9.0, con ejemplos recientes como el terremoto y el tsunami de Japón en 2011 y el terremoto de Banda Aceh de 2004 con el consiguiente tsunami en el Océano Índico.

Un desastre de enormes proporciones

La gran mayoría de fallas en las zonas de subducción -y sus siguientes terremotos- están bajo el océano, por eso pueden desencadenar tsunamis. Es raro encontrar este tipo de fallas bajo la tierra, y aún más raro -y potencialmente catastrófico- tener una directamente debajo de un lugar densamente poblado. 

El estudio indica que más de 140 millones de personas viven a menos de 100 kilómetros de este falla en Bangladesh, la India y Myanmar.

La mayoría creía que la subducción en esta falla, y por lo tanto la amenaza de gran terremoto, hace mucho tiempo había terminado. Estudiar el movimiento de las placas y buscar evidencias de movimientos sísmicos en Bangladesh es extremadamente difícil.

Steckler, el autor principal del estudio, explicó que la zona de subducción está "llena de sedimentos del delta del Ganges-Brahmaputra", escondiendo la falla, "totalmente cubierta por sedimentos, por lo que en lugares que solo inferimos su existencia".

Este estudio utilizó datos de más de 10 años de los receptores GPS de alta precisión colocados alrededor noreste de la India, Bangladesh y Myanmar. Los resultados permitieron a los investigadores "ver el movimiento de las placas y la deformación alrededor de la falla debido a que los dos lados se bloquean", según Steckler.

La tensión se acumula a lo largo del límite de la placa y con el tiempo se libera en un terremoto. Los investigadores estiman que ese potencial terremoto tendría una magnitud de entre 8,2 y 9,0 grados, lo que tendría consecuencias devastadoras para las decenas de millones de personas que tienen la desgracia de vivir cerca del epicentro.

Steckler dijo: "La tensión se acumula y tendrá que ser liberada en algún momento por un terremoto", pero en cuanto tiempo pueda ocurrir, por supuesto, se desconoce

Peor que Haití

La destrucción potencial sería mucho peor que en Haití. Un terremoto de magnitud 8.0 (que es ligeramente menor que el potencial que este falla podría desencadenar) es 32 veces más fuerte que un terremoto de 7,0 grados.

Si el epicentro fuera debajo de la capital, Daca, que tiene una población de alrededor de 7 millones de personas, en comparación con Puerto Príncipe, que tiene una población de aproximadamente 1 millón de dólares, la cifra de muertos resultante podría ser asombrosa.

Podría suceder mañana o podría suceder en 500 años, pero con un mayor conocimiento de los riesgos, Steckler dijo que espera que los gobiernos de la India y Bangladesh "pueden centrar los esfuerzos en la construcción de estructuras más resistentes a los terremotos", así como "mejorar la planificación de hacer frente a la entrega de ayuda y suministros después de un terremoto".


Fuente cnnespañol