25 de julio de 2016

Miguel Franjul, director del Listín Diario: “Si vas al periodismo buscando riquezas materiales, olvidate de eso…”

“Mucha gente me pregunta si es bueno serlo (periodista), si tienes el deseo, tiene la vocación puedes emprender este reto, pero si vas al periodismo buscando otras cosas, riquezas materiales y todo eso olvídate de él porque es una tarea y una misión que requiere de mucho sacrificio y correrte mucho riesgo, pero el mayor orgullo que siente el que es periodista de vocación es servir a los mejores intereses de la sociedad”, expresa Franjul.

Nació en Baní, capital de la provincia Peravia, ha estado en Santiago, trabajado en varios medios nacionales y desde hace algunos años dirige el decano del periodismo escrito: el matutino Listín Diario.
“Yo desde los 9 años cuando se me prendió la chispa del periodismo e hice el primer periódico escrito a lápiz en mi barrio que se llamaba Travesuras, pensé que ya estaba naciendo en mi una vocación que me llevaba a una misión, nunca jamás me aparté de ese objetivo: ser periodista”, recuerda el comunicador.


Valora el tesoro de poder hablar, poder expresarse, “yo pienso que el mejor tesoro que tiene esta generación en la sociedad dominicana y que tienen muchos en el mundo, es el poder disfrutar de la libertad de hablar, de decir y pensar lo que siente, nosotros venimos formando parte de una generación de periodistas que fue atrapada en la censura, en la cohesión de la dictadura de Trujillo (Rafael Leónidas), que fue atrapada también entre el temor y la amenaza de un régimen que era bastante fuerte con relación a la libertad de prensa”, considera Franjul.


Los tiempos cambian y el país se abre a la libertad de expresión “hemos evolucionado a un estado en el que por lo menos ya todo el mundo siente que puede decir algo, naturalmente lo más importante es respetar al prójimo, respetar la dignidad del otro, respetar la privacidad del otro y poner esta herramienta tan fundamental como es la comunicación a favor de la sociedad, por eso nosotros siempre tenemos muy presente lo que le llamamos el bien común”.


La música urbana de labios de Don Miguel



“Al principio sentimos la preocupación por el sesgo que estaba tomando este género especialmente por su contenido, su lírica, pensamos que había que hacer algo para detener esa influencia que se diseminaba en toda la sociedad dominicana por entender que era un poco nociva y dañina, entonces me tome la libertad de convocarlos a todos al Listín Diario y los conocí por primera vez, y todos quisieron justificar el por qué escribían esas letras y las promocionaban, y decía que era porque esa era la música que querían en el barrio y yo le dije pues ustedes están equivocados porque todos los del Listín somos de barrios y hacemos un ejercicio decente y en el barrio dominicano hay mucha gente buena y con mucho talento”expresó Franjul.


Sobre Pégate y Gana con el Pachá


“Bueno lo que más me impresiona es sentir que todavía en el pueblo dominicano hay alegría, que esa alegría se puede seguir despertando y multiplicando en la medida en la que personas como ustedes animados por el deseo de desarrollar el arte y la cultura dominicanas y especialmente lo que tu (Pachá) acabas de hacer: la solidaridad con los más pobres, yo pienso que en esa medida vamos formando una sociedad que sonría, esa es la principal divisa de la República Dominicana”, dijo el periodista en el Alma y voz del Pueblo.


Al terminar la conversación de un panel que entrevistó al señor Franjul, su esposa Wendy Santana lo definió como:“el es un hombre completo, es integro, es serio, honesto pero también es divertido, y esta con todas las clases sociales, con todos los problemas de la humanidad y con todo el corazón de la gente que le rodea”.