13 de julio de 2016

Hallan muerto en río de Nueva York bodeguero dominicano desaparecido desde el 29 de junio

Fue hallado muerto en las aguas del Río del Este (East River), el bodeguero dominicano Héctor Cuevas de 65 años de edad, que había desaparecido sin llevarse nada, incluyendo el celular, el 29 de junio después de una discusión con un hermano del que eran socio en la bodega. Era nativo de Barahona al Sur de la República Dominicana.

La policía y los familiares del occiso, mantuvieron una activa búsqueda hasta la noche del lunes para tratar de encontrar al comerciante criollo.

El bodeguero habría desaparecido con sólo $5 dólares en el bolsillo.

La Oficina del Médico Forense dijo que realizará la necropsia oficial al cadáver para determinar la causa específica de la muerte.

La esposa del bodeguero que junto a su hija, viajó desde la República Dominicana para unirse a la búsqueda, dijo que su marido sufría de depresión y que tampoco se había llevado los medicamentos recetados para controlar la afección.

La señora Leoncia de la Cruz, señaló a medios locales que toda la familia, entre esta los cuatro hijos de Cuevas, estaban muy desesperados para que reapareciera, pero ayer en la mañana temprano, recibieron la trágica noticia de la policía.

Cuevas, se fue de su apartamento situado en el 991 de la avenida Union sin hablar con nadie y cuando no regresó en la noche, la familia comenzó a preocuparse.

La hija, Karidys Cuevas, dijo que su padre no tenía motivos para desaparecerse, porque la discusión con su hermano, no era un problema para la familia.

“Ese tipo de discusiones, siempre ocurren entre socios no relacionados o familiares que manejan negocios”, agregó la joven. “El, estaba trabajando era el horario de su turno y le dijo al empleado; aguántame aquí, vengo ahora”, añadió la hija.

“Pienso que eso fue una confusión laboral dentro de su trabajo y que tal vez, él, no supo manejar la situación”, expresó Karidys.

El establecimiento, “Bianca Grocery & Deli”, está situado en el sector Morrisania en El Bronx.

La esposa, la hija, el hermano y otros parientes del bodeguero pidieron una explicación a la policía.

Cuevas, se había ido a su país natal donde permaneció varios años y regresó a Nueva York para integrarse al trabajo en la bodega.

Hasta entrada la tarde de ayer martes, la familia mantenía la esperanza de que el bodeguero barahonero reapareciera con vida.

Llegó en la década de los noventas a Estados Unidos y hacía cinco años que había regresado a Nueva York para trabajar en la bodega.

Nota de Miguel Cruz Tejada