18 de julio de 2016

Guardia costera EEUU suspende búsqueda dominicano desaparecido en aguas de Islas Británicas

La Guardia Costera de los Estados Unidos (US Coast Guard), dijo ayer domingo en un comunicado que suspendió la búsqueda de un dominicano que junto a cubanos y colombianos, desaparecieron en aguas de Islas Vírgenes Británicas.

La agencia federal de vigilancia de las costas norteamericanas, señaló que los inmigrantes ilegales, desaparecieron intentando llegar a Islas Vírgenes Americanas y hay alrededor de 15 de ellos.

El lunes, los oficiales de la Guardia Costera, rescató a un de 13, entre los que también hay dominicanos, cubanos y colombianos.

Se dijo que el barco en el que zarparon salió desde la isla San Martin, colonia holandesa, el 9 de julio con rumbo a territorio de los Estados Unidos, a distancia de unas 100 millas marítimas (160 kilómetros) al Oeste, donde los cubanos pueden pisar tierra sin ser detenidos y procesados por las autoridades migratorias, acorde con la vigente Ley de Ajuste Cubano.

En la búsqueda, participaron además equipos de rescate de Holanda y Gran Bretaña.

El anuncio sobre la suspensión de la búsqueda, fue hecho por el capitán Robert W. Warren, jefe de la Guardia Costera de Estados Unidos en Puerto Rico.

Los federales ni las autoridades de ambas islas caribeñas, explicaron cómo los inmigrantes ilegales llegaron a San Martín, a más de 700 millas marítimas (1.100 kilómetros), en el territorio más próximo a Cuba.

Con frecuencia, cientos de cubanos ilegales viajan a islas de El Caribe como la República Dominicana y Haití, para de allí, tratar de llegar por agua a Puerto Rico o a las Islas Vírgenes Americanas.

La ruta más expedita para los cubanos es La Florida, donde han llegado por cientos a través de los años, utilizando frágiles balsas, en cuyo trayecto muchos han perecido.

La Ley de Ajuste Cubano, establece que si un nacional ilegal de esa isla caribeña, es capturado en agua, es arrestado por inmigración de Estados Unidos, pero si logra llegar a tierra, consigue la legalización automática para convertirse en residente permanente.


Nota de Miguel Cruz Tejada