26 de julio de 2016

Freddyn Beras - “No creo en el Dios que venden”

El humorista dominicano Freddyn Beras Goico sostuvo que no cree en ninguna religión y cuestionó “el Dios que me están vendiendo”.


Durante una entrevista en el programa “Énfasis” (Color Visión), el conductor Iván Ruiz le preguntó ¿en quién y en qué tú crees?, ¿no crees en la religión?, lo que Beras no dudó en mostrarse escéptico.

“No creo en ninguna religión. Yo soy muy rebelde en cuanto a la creencia. No diría que es que no creo en Dios, sino que no creo en el Dios que me están vendiendo porque ese Dios no puede ser que sea tan inútil”, dijo.

A pesar de su posición ante el tema, dijo que se siente feliz de ver que los demás están bien espiritualmente. “Yo me siento feliz de que los demás estén felices espiritualmente. No voy a predicarle a nadie que no lo haga, todo lo contrario”.

Su padre en su vida
Freddyn Beras Goico también habló sobre lo que representa la figura del fenecido Freddy Beras Goico, en su vida profesional.

El hijo de una de las personas más influyentes de la televisión dominicana explicó que no es tan fácil ser hijo de Freddy Beras Goico. Además, expresó que su padre aún vive, razón por la que al entrar a un lugar, primero entra su papá, don Freddy.

La grandeza
“Gente como Freddy, mi padre, nunca mueren, y uno se da cuenta de eso. Compartí con él muchos años, en El Gordo de la Semana, Punto Final, en la casa, en familia, y yo nunca me di cuenta de cuán grande era hasta el día de su entierro. Ese trayecto desde Color Visión hasta Puerta del Cielo forrado de gente de los dos lados de la avenida, justo ahíÖ ahí me di cuenta del cariño de la gente; don Freddy fue grande”, manifestó.

Freddyn Beras, que estudió producción de televisión en el exterior, dijo en la entrevista que salir de la sombra de su padre era imposible, ya que por más cargo de productor ejecutivo, o general que tuviera, don Freddy siempre estuvo ahí y sus ideas no se podían hacer notar, porque tenían diferencias de criterios.

Fueron estas las razones por las que debió emprender su propio camino en los medios de comunicación. “Salí a producir televisión, crecí y me halagaban”.

Nota de Walkiria Saldaña