25 de julio de 2016

Dominicanos en el Bronx desafiaron altas temperaturas y disfrutaron de La Gran Parada Dominicana

Aunque muchos asistentes se quejaron de las altas temperaturas con las que el domingo se celebró la Gran Parada Dominicana, lo cierto es que los grados de más no impidieron a los vecinos quisqueyanos acudir a El Bronx ataviados con sus mejores galas rojas, azules y blancas para celebrar el folklor de su país.

Con numerosas actuaciones musicales, bailes y los vítores de varios grupos comunitarios representantes de la cultura dominicana, el Grand Concourse se convirtió en una fiesta para todos los presentes.

“Ni con este calor me lo quería perder. He venido para apoyar a nuestra comunidad y para ver a mi gente. Aquí nos reunimos también con los amigos que hace tiempo no vemos porque es un momento para estar juntos”, dijo Noemí Ferreras en medio del jaleo provocado por los cánticos de fondo.

El desfile de El Bronx no es el único evento multitudinario que festeja la comunidad dominicana, sin embargo, es uno de los preferidos ya que, como dijo Marisol Holguí, una residente de El Bronx, “es donde mejor se representa a nuestros paisanos y a nuestra patria”.

Entre los presentes también se encontró el senador Adriano Espaillat, que encabezó el desfile.

“El Bronx es un condado muy importante para los dominicanos porque ha ofrecido muchas oportunidades a sus vecinos y porque el coste de vida todavía es manejable. Los dominicanos han trabajado mucho aquí, han pagado sus impuestos y han sido responsables del futuro de este barrio y lo serán del renacimiento de El Bronx”, dijo el senador antes de dar el pistoletazo de salida.