30 de julio de 2016

Desertan dos niños de equipo cubano en República Dominicana

Roberto (13 años) y Raúl Campos (14) abandonaron un
 equipo cubano de béisbol en República Dominicana
Dos niños cubanos que participaban en un torneo de pequeñas ligas en República Dominicana, escaparon de la delegación, presuntamente acompañados por familiares adultos, informaron los organizadores del evento y la policía a ESPN Digital.

Los hermanos Roberto y Raúl Campos Proenza, de 13 y 14 años, respectivamente, se separaron del resto de sus compañeros, el sábado, mientras celebraban la victoria en el partido por el campeonato de su categoría en el Torneo Internacional Punta Cana, que por sexto año consecutivo se realizó en el famoso balneario dominicano.

Testigos informaron que los niños subieron a un vehículo todo terreno después de despedirse de sus amiguitos. Roberto, quien juega la tercera base, fue el Jugador Más Valioso de su categoría.

"Inicialmente recibimos la denuncia de un posible secuestro, pero luego de las primeras investigaciones determinamos que los niños fueron tomados por sus familiares, presuntamente el padre", dijo el coronel Carlos Martínez, jefe del departamento policial de Verona y Punta Cana, de la provincia Higúey, en el este de República Dominicana.

"Tenemos en nuestro poder intercambios de mensajes de textos y conversaciones entre los niños y su madre en Cuba, donde ella les ordena quedarse en República Dominicana. En uno de los mensajes, los niños le ruegan a la madre que convenza al padre de dejarles terminar el torneo antes de buscarlos", agregó Martínez.

La policía dominicana dijo que no sabe el paradero de los niños y que mantendrá abierta la investigación.

En la sexta edición del Torneo Internacional Punta Cana participaron de 800 peloteritos de 48 equipos procedentes de Aruba, Cuba, Estados Unidos, México, Puerto Rico, Panamá y República Dominicana. La delegación cubana está formada por niños de diferentes barrios de La Habana, la capital de la mayor de las Antillas.

"Es lamentable que adultos sin escrúpulos aprovechen un esfuerzo personal y familiar como éste para realizar una deserción, que es una locura, tomando en cuenta que son niños", dijo Noél Tortolón, entrenador del equipo cubano.

"Me comuniqué con Tamara Proenza, la madre de los niños, y luego de algunas evasivas me dijo que estuviera tranquilo, que los niños están con su padre, Yunier Campos. No sabíamos que el padre estaba en República Dominicana. Aparentemente organizó todo desde Cuba o viajó solo a Santo Domingo", agregó el dirigente.

Tortolón dijo que la delegación cubana, incluyendo los hermanos que escaparon, tienen visa para estar en República Dominicana hasta el 8 de septiembre.

"Es asombroso que algo asi ocurra", dijo Robinson Paredes, presidente de la Liga de Béisbol Punta Cana, que organiza el campeonato. "Todos esos niños estuvieron el año pasado en el torneo y participaron en la categoría de 11-12 años", agregó.

La deserción de peloteros cubanos no es algo nuevo, tomando en cuenta que es la forma más directa que tienen actualmente para llegar a jugar en la pelota organizada de Estados Unidos, donde se pagan los mejores salarios. Durante la última Serie del Caribe en Santo Domingo, en febrero, los hermanos Yulieski y Lourdes Gurriel hijo abandonaron el club Ciego de Avila para perseguir el sueño de jugar en las Grandes Ligas.

Yulieski, el mayor de los hermanos y estrella de la selección nacional cubana, firmó recientemente un contrato por cinco años y $48 millones de dólares con Houston Astros.

"Que un atleta adulto tome una decisión por laz razones que sean es, hasta cierto punto, comprensible", dijo. "¿Pero qué harán esos niños en República Dominicana? Incluso si son buenos peloteros, y lo son, aún están muy lejos de poder ser profesionales", dijo Paredes.

Via ESPN