27 de julio de 2016

45 años después, Fernando Villalona ovacionado en Bellas Artes

Tal como reza uno de sus populares merengues “La lluvia no daña mi fiesta… la lluvia no daña mi vacilón…”, así pasó ayer en la primera función de la celebración en Bellas Artes de los 45 años en la música de Fernando Villalona.

El público que acudió al concierto “De vuelta a Bellas Artes” no se inmutó con la lluvia que empezó mucho antes de las 8:00 p. m., hora pautada para el inicio de la celebración de este concierto del “Mayimbe”.


Solano

Arrancó a las 8:20 de la noche, una vez se asomó el maestro Rafael Solano, quien fungió de presentador, una lluvia de aplausos invadió el escenario. De inmediato Fernando empezó con el tema “Lucía”.

Ya más sobrio en el escenario y vestido con traje y sombrero negro, le rindió culto a Mundito Espinal y empezó con los temas “El fin pronto vendrá” y “Payaso”. Sonriente y en medio de aplausos empezó con sus famosos boleros haciendo un recorrido por títulos como “Ahora que soy libre”.

“Justo este hermoso y sencillo lugar tiene un significado especial para mí, aquí inició mi historia; gracias a mi público que me ha acompañado a lo largo de toda mi trayectoria artística”, dijo Fernando y en seguida interpretó “Me parece que voy a ponerme a llorar”.

Un “canillita” irrumpió con su paso por el publico anunciando una edición extra de “El Nacional”, en la que recordaba el debut de Fernando Villalona, lo que llenó de emoción a los presentes que en todo momento solo gritaban “Mayimbe”.


El carismático merenguero se detuvo un instante e invocó a su padre ya fallecido, de quien dijo le hubiera gustado ver ese momento de su historia.

Un videoclip y una interpretación del primer festival de la voz en donde Fernando Villalona participó se conjugaron con las reseñas de periódicos de la época, para llenar de recuerdos ese escenario que parecía detenerse en el tiempo para recibir a su ídolo.

“Dios quiso que sirviera de ejemplo de superación, dándome la oportunidad de librarme del mundo de las drogas. Agradezco no a mis fans, sino a mi pueblo, que ya lo considero parte de mi familia”, dijo en lo que fueron momentos emotivos que se agregaron a esta gran producción de René Brea.

Aunque a las ocho de la noche se realizó la función de gala de este concierto, el publico de la primera función se mantuvo eufórico y no se pudo contener cuando sonó el tema “Ven jardinera”, en este punto los asistentes bailaron en los asientos y en los pasillos.

“Háblame mi vida” volvió a poner de pies al público con aplausos y tarareando el tema. Hizo un homenaje para su pianista Julie Pie, quien se recupera de las drogas en su ciudad natal.

Agradeció a Loma de Cabrera, y sin parar cantó “En dónde está corazón”, “Tus ojos son dos luceros”, mientras los asistentes formaron una ola con los brazos y tarareaban y aplaudían cada tema del “Mayimbe”.

Hizo una pausa, cerró los ojos y recordó a Yaqui Núñez del Risco, quien no podía faltar en ese escenario, e interpretó la canción de su autoría “Compañera”, mientras se pasaban imágenes de ambos en El show del mediodía.

El escenario exhibió parte de su pasado y su ciudad natal Loma de Cabrera al momento de cantar “Paloma” y ”Si tú supieras”.

Fue un emotivo concierto en donde Fernando Villalona cantó todos sus temas, agradeció a quienes han tenido que ver con su carrera y se marchó dos horas después. Pero la gente lo llamó de nuevo y regresó a hacer un popuirrí de los pocos temas que le faltaron por interpretar.

Nota de Yanet Féliz
Via eldia