12 de junio de 2016

Tiroteo en Bar Gay de Orlando deja unos 20 muertos y 42 heridos

Un ataque llevado a cabo por un sujeto armado este domingo en la madrugada en un nightclub de Orlando dejó aproximadamente unos 20 muertos y 42 heridos, según indicó el jefe de la policía de esa ciudad, John Mina.

El FBI está catalogando el hecho -ocurrido a las 02:02 am- como un acto terrorista, según indicó en su cuenta de Twitter la Policía de Orlando.

"Parece que fue organizado y bien preparado", dijo Mina, quien agregó que el atacante tenía un rifle de asalto y una pistola.

El funcionario agregó que las autoridades aún están en la escena del centro nocturno donde hay un número importante de muertos.

Mina señaló que a las 05:00 am las fuerzas policiales irrumpieron en el bar frecuentado por gays para someter al sujeto armado, que mantenía a varios rehenes.

La operación terminó con la muerte del atacante.

"Podemos confirmar que se trata de una situación de heridos masiva", señaló la Policía de Orlando, por lo que pidió la colaboración de autoridades locales, estatales y federales.

El hecho ocurrió en el centro nocturno Pulse, donde según testigos, se escucharon al menos 30 disparos.

El cuerpo policial también está pidiendo a testigos que acudan a sus oficinas a rendir declaraciones.

"La gente en la pista de baile y en el bar se tiró al piso y algunos de nosotros que estábamos cerca del bar y de la puerta trasera pudimos salir hacia afuera y correr", escribió Ricardo Almodovar en la página de Facebook de Pulse.

Numeroso vehículos de emergencia se trasladaron a la escena, según muestran imágenes de medios locales que cubren el hecho.

El cuerpo de bomberos del condado de Orange fue uno de los que llegó al lugar para ayudar a transportar a las víctimas a hospitales cercanos.

Las autoridades llegaron al sitio después de las 02:00 am. Apenas ocurrió el tiroteo, la Policía de Orlando urgió en su cuenta de Facebook a "salir de Pulse y correr".

José Torres, quien trabajaba en ese momento en un Dunkin' Donuts cruzando la calle, dijo a CNN que la balacera fue intensa.

"Fue algo que nunca antes escuché", afirmó. "Tuve que correr dentro de la tienda y vi a mucha gente gritar, llorar. Lloraban y salían corriendo como locos".

Este tiroteo ocurre apenas horas después de que la joven cantante Christina Grimmie muriera en un concierto en esa misma ciudad de Florida a consecuencia de los disparos que efectuó un sujeto identificado como Kevin James Loibl, quien luego se suicidó.